Reporte ciudadano

Madre del médico fallecido en accidente exige justicia al Gobierno

El ortopedista Jorge Ernesto Herrera Chávez, de 28 años, fue atropellado mortalmente por Francisco Ramón Flores, capitán de la Policía Nacional

“Esto es un crimen. Esto es un asesinato, porque (con) un arma el que no la sabe usar y la usa, comete un crimen”, señaló la doctora Olga Chávez en referencia a la muerte de su hijo, el médico ortopedista Jorge Ernesto Herrera Chávez, de 28 años, atropellado mortalmente el jueves pasado por Francisco Ramón Flores, de 39 años y capitán de la Policía Nacional.

“Espero en Dios y en el Gobierno que si haya una justicia, ya es demasiado. Esto no puede quedar impune”, dijo la madre en declaraciones a la plataforma Artículo 66.

Hasta el momento, ni la Policía Nacional ni la Fiscalía se han pronunciado sobre el caso, igualmente los medios oficialistas han evitado publicar cualquier información sobre el accidente. Se desconoce si el capitán está preso o resguardado en alguna dependencia policial.

El accidente ocurrió a las 5:30 a.m. en el kilómetro 7.5 de Carretera a Masaya, frente a la Plaza Familiar. El capitán de la Policía perdió el control de su vehículo —una camioneta doble cabina con placas M151 205—, invadió el carril contrario e impactó de frente contra el carro —un deportivo rojo— conducido por el médico, quien falleció de forma inmediata.

“Un alcohólico que viene conduciendo un auto a exceso de velocidad y mata a otra persona es un crimen, porque él sabe lo que va haciendo”, comentó la mamá.

“Es más que un crimen”

En videos difundidos en redes sociales, se observa que Flores —que resultó con lesiones leves— estaba bajo los efectos de alguna sustancia. Además, testigos indicaron que los agentes de Tránsito encontraron botellas de licor dentro de la camioneta.

“(El capitán de Policía) sabe que si está tomado no debe conducir. A él no le pasó nada, pero aquí, él mató la vida de una madre, de una esposa, de unos hijos y unos hermanos. Es más que un crimen”, subrayó la doctora Chávez.

Al momento del accidente, el joven ortopedista se dirigía a un gimnasio en Managua. Trabajaba en el Hospital Sermesa de Masaya, era un fanático de los vehículos deportivos y practicaba ciclismo. Según el diario La Prensa, estaba casado con la joven Clarisa Lira Sánchez, gerente de finanzas y operaciones de una entidad bancaria nacional.

Flores trabaja en la división de Administración General de la Policía Nacional. Según la página web de la institución, en 2018 realizó un curso de táctica policial militar, en el que se destacó como el mejor alumno.


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Reporte ciudadano

Share via