Reporte ciudadano

Nicaragüenses usan aguinaldo para pagar deudas o ahorrar

Seis de cada diez participantes destina aguinaldo para pagar deudas o ahorro, ante incertidumbre por represión orteguista, según sondeo de CONFIDENCIAL

Los nicaragüenses ocuparán su aguinaldo 2021 para pagar deudas acumuladas o bien ahorrar dinero, ante la incertidumbre que provoca la continuidad del régimen de Daniel Ortega en Nicaragua, tras una tercera reelección presidencial sin competencia política, según los resultados de un nuevo sondeo realizado por CONFIDENCIAL entre sus lectores suscritos a las Alertas Informativas de Whatsapp.

Al ser consultados sobre “¿Qué piensa hacer con su aguinaldo?”, el 38.22% respondió que pagarán deudas, mientras un 27.39% respondió que su opción es ahorrarlo. Mientras, quienes tienen pensado gastarlo, prefieren hacer mejoras en sus casas, según el 15.29% que prefirió esta opción.

La alternativa de invertir el dinero en algún negocio no parece ser atractiva para los nicaragüenses que respondieron el sondeo, pues solo el 2.55% escogió hacer eso. Otro 8.28% respondió que ya gastó su aguinaldo y el 7.64% prefiere destinarlo para compras navideñas.

A principios de noviembre, el Banco Central de Nicaragua (BCN) estimó que este año circularían 12 247 millones de córdobas en concepto de aguinaldo, un monto que equivale a 1281 millones de córdobas más en comparación al monto que afirman circuló en 2020 (10 966 millones de córdobas), pese a la crisis socioeconómica y el impacto de la pandemia de covid-19, que ha desplomado la actividad económica de diversos sectores y también el empleo.

Sondeo Confidencial

El pago del aguinaldo en Nicaragua

En Nicaragua, los trabajadores del sector público y privado reciben por ley el pago del aguinaldo o un decimotercer mes, según lo establecido en los artículos del 93 al 99 del Código de Trabajo.

“Todo trabajador tiene derecho a que su empleador le pague un mes de salario adicional después de un año de trabajo continuo, o la parte proporcional que corresponda al período de tiempo trabajado, mayor de un mes y menor de un año”, indica el artículo 93, que agrega que “se entiende por salario adicional o decimotercer mes la remuneración en dinero recibido por el trabajador en concepto de salario ordinario” conforme al Código.

Además, el artículo 95 del mismo código laboral establece que “el decimotercer mes deberá ser pagado dentro de los primeros diez días del mes de diciembre de cada año”, y que, en caso de no hacerlo, “el empleador pagará al trabajador una indemnización equivalente al valor de un día de trabajo por cada día de retraso”.

Por costumbre, muchas empresas suelen pagar en el aguinaldo en los primeros cinco días de diciembre. Además, durante los últimos años, el régimen de Ortega ha adelantado el pago del aguinaldo o decimotercer mes a los trabajadores del Estado. Este año, el pago del aguinaldo en el Estado comenzó a partir del 17 de noviembre, según anunció el régimen a través de medios oficialistas el pasado 26 de octubre.

Uno de cada diez no recibirá aguinaldo, según sondeo

Un 10.19% de quienes respondieron el sondeo de CONFIDENCIAL dijo que este año no recibiría aguinaldo, entre algunas razones por desempleo o por nada más contar con un trabajo en la economía informal o por cuenta propia.

El sondeo de CONFIDENCIAL se realiza entre los más de 5000 suscritos a las Alertas Informativas de Whatsapp. Quienes respondieron, en su mayoría tienen entre 35 y 44 años, mientras que el segundo bloque poblacional que contestó se encuentra entre los 55 y 64 años. Otro 18.47% aseguró tener entre 25 y 34 años.

Los resultados demuestran que los nicaragüenses que participaron en el sondeo mantienen pocas expectativas de mejoría para los años venideros con un nuevo período de Daniel Ortega que culminaría en 2027.

Un reportaje especial, publicado este 12 de diciembre por CONFIDENCIAL, titulado: “Nicaragua después del 7N: Irse o quedarse ‘con las botas puestas'”, relata los testimonios de un universitario, una ingeniera emprendedora, un taxista, un microempresario y una servidora pública sobre cuáles son sus expectativas para los próximos años en Nicaragua, que reflejaba las pocas esperanzas que tienen para que la situación mejore en el país.

“Inicié clases de inglés para quizás ganar dinero y trabajar en un call center, pero ahora también lo veo como una oportuniad para irme a buscar la vida fuera del país. No hay mucho que hacer en Nicaragua, si tomamos en cuenta que se vienen mínimo cinco años más de dictadura”, dijo “David”, el estudiante universitario a CONFIDENCIAL.

En el reportaje también se cuenta la historia de “Judith”, una ingeniera emprendedora afectada por la crisis económica en Nicaragua, que piensa dejar su emprendimiento para viajar a España, para buscar  mejores oportunidades de vida.

Otros, como la trabajadora del Estado, “Mariela”, comentan que, aunque quisieran, no pueden dejar su trabajo o el país, pese a las dificultades. “Quisiera poder renunciar, pero supongo que me gana el miedo, porque eso podría significar mi perdición”, afirma.

Igualmente, el taxista “Guillermo”, reconoce que Nicaragua “va mal desde que Daniel Ortega está aferrado al poder y solo puede ir para peor”, y el microempresario ferretero “Fabián”, lucha contra la adversidad económica tratando de mantener el trabajo a sus colaboradores, y estima quedarse en Nicaragua “con las botas puestas”, porque no ve una opción en salir del país.

El reportaje también detalla el incremento del costo de vida en Nicaragua, y recoge las opiniones de los lectores de CONFIDENCIAL en un sondeo anterior sobre la incertidumbre ante la continuidad de Ortega.

Puede leer el reportaje especial en el siguiente enlace:

Nicaragua después del 7N: Irse o quedarse “con las botas puestas”


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Reporte ciudadano

Share via
Send this to a friend