Reporte ciudadano

Prohíben visita familiar a Miguel Mendoza por “publicaciones” en redes sociales

“Una funcionaria notificó vía telefónica que la visita programada para Miguel, había sido cancelada siguiendo una orden”, denuncia la familia

El régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo prohibió al preso político Miguel Mendoza recibir la visita de sus familiares, en ocasión de las festividades de fin de año y Año Nuevo.

La dictadura permitió el pasado fin de semana, del 31 de diciembre y 1 de enero, una visita familiar a los presos políticos que se encuentran en la Dirección de Auxilio Judicial, conocida como El Chipote. Al encuentro, el número 14 en 19 meses de encierro, acudieron los hijos menores de edad de los reos de conciencia y sus familiares más cercanos.

En un comunicado, la familia del cronista deportivo denunció que “una funcionaria (de la Policía) notificó vía telefónica que la visita programada para Miguel, había sido cancelada siguiendo una orden, debido a las publicaciones en redes sociales”. 

“La notificación fue muy escueta y no especificó qué parte de nuestra alegría y la de Alejandra al abrazar a su padre, no les gustó”, detallaron.

La referida cita fue la última de tres visitas especiales a los presos políticos que el régimen autorizó en ocasión de las festividades de La Purísima, Navidad y Año Nuevo, de acuerdo con un comunicado que la Policía divulgó a principios de diciembre.

En ellas, por primera vez, la dictadura permitió que los presos políticos vieran a sus hijos menores de edad. En el caso de los reos de conciencia que tienen a sus hijos fuera del país pudieron hablar por teléfono y ver fotografías de ellos aunque, una vez finalizado el encuentro, no pudieron conservarlas.

“Lamentablemente el corazón de nuestra familia está golpeado, particularmente el de nuestra querida Alejandra, a quien nuevamente se le ha privado de ver y abrazar a su padre en esta fecha tan simbólica de principio de año, que como familia acostumbramos a recibir en unidad familiar”, señala el comunicado.

En septiembre pasado, Mendoza realizó una huelga de hambre para exigir le permitieran la visita de su hija de nueve años, a quien no veía desde la noche del 21 de junio de 2021, previo a su detención en la cárcel de El Chipote, donde lo mantienen desde entonces.

Mendoza fue condenado a nueve años de cárcel, en febrero de 2022, por el supuesto delito de “conspiración para cometer menoscabo a la integridad nacional”.


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Reporte ciudadano

Share via
Send this to a friend