Economía

Cosep y sus cámaras acudirán a cita con BCIE y Gobierno

Hay interés en los fondos que el Banco ofrece para el sector privado, pero temen por riesgo reputacional que entrañaría negociar con la dictadura

El Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) convocó la mañana de este jueves 5 de mayo a representantes del sector privado y del Gobierno, en su nueva sede de Managua, inaugurada en solitario el 16 de marzo pasado, por Dante Mossi, presidente ejecutivo de la entidad regional. La cita es para discutir con “el sector privado y representantes del Gobierno de Nicaragua, para mejorar nuestro apoyo”, según se adelantó escuetamente.

Desde que la comunidad donante internacional detuvo los desembolsos y la aprobación de nuevos préstamos para la dictadura, el BCIE se constituyó en la fuente más importante de recursos para Daniel Ortega y Rosario Murillo, al punto que el Banco se acerca al límite que puede prestarle a Nicaragua, sin sobrepasar los montos prudenciales que se le puede prestar a un solo cliente.

Los directivos de tres cámaras afiliadas al Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), confirmaron a CONFIDENCIAL —con la condición de mantener su anonimato— que sí habrá presencia de esa entidad nacida en 1972. Además, asistirán las pequeñas y medianas empresas organizadas en la Asociación en pro del Desarrollo y la Sostenibilidad de Nicaragua (Aprodesni). “Entiendo que vamos todos los que fuimos invitados”, dijo el directivo de una cámara del Cosep. Esta fuente destacó que algunos medios de comunicación afirmaron que solo participarían los empresarios afines a la dictadura, “pero eso no es cierto”, porque se invitó al Cosep, y a algunas cámaras, además de girar invitaciones para algunas figuras de la iniciativa privada, a título personal.

La fuente dijo que, “César Zamora, presidente del Cosep, no irá a la reunión”, porque tiene un viaje al extranjero. Otras fuentes revelaron que asistirá el director ejecutivo del Cosep Eduardo Fonseca. CONFIDENCIAL consultó con Zamora, pero hasta la publicación de esta nota, el titular de la entidad no había respondido.

La invitación es del BCIE, no del Gobierno

Aunque hay un claro entendimiento del descrédito que significaría sentarse con la dictadura, mientras el país retrocede en materia de gobernabilidad, democracia y respeto de las libertades, los empresarios que decidieron ir, basados en —al menos— tres premisas.

La primera es que “no es el Gobierno el que invita: es el Banco”, dijo el directivo citado anteriormente. “El BCIE tiene 60 millones de dólares que no ha podido colocar, y tengo curiosidad de ver qué tienen que decir”, admitió.

Se refiere a la Facilidad de Apoyo al Sector Financiero para el Financiamiento a Mipymes’, lanzada por el Banco en 2020, con la intención de “brindar liquidez a la Mipyme para contribuir con su adaptación, solvencia y transformación, como parte de su reactivación económica ante los efectos de la pandemia”.

El programa está dotado con 350 millones de dólares, de los cuales US$83 millones provienen de la cooperación financiera alemana a través del KfW, y US$28.5 millones de la Unión Europea, según datos publicados en el sitio web de la entidad regional. “A la fecha, se lograron desembolsos por la suma de US$72.6 millones, y a su vez la conservación de 36 509 empleos”, destaca la publicación.

“El problema es que la banca comercial es la que intermedia esos recursos, y ellos están soltando los créditos a cuentagotas, pero esa misma decisión causa que tengan exceso de liquidez. El BCIE puso la plata, y los bancos no la tramitan por el elevado riesgo país”, explicó.

“Con los encuentros que tenemos en agenda identificamos iniciativas que permitan fomentar el crecimiento del sector y por ende generar empleo y desarrollo al país; al mismo tiempo, estaremos compartiendo los mecanismos e instrumentos de trabajo con los que contamos… para contribuir a la recuperación y dinamización de la economía”, indicó Mossi.

Cadur preguntará por sus fondos

Un sector que sin lugar a dudas aprovechará la cita, es el de la Cámara de Urbanizadores de Nicaragua (Cadur), para preguntar a Mossi por qué no aprueba el desembolso de 171 millones de dólares que ya fueron aprobados por el Directorio del Banco, para construir viviendas en Nicaragua.

Aunque ya hay luz verde para transferir los recursos, Mossi se otorgó una extensión del plazo, que vence el 8 septiembre de 2022, para cumplir con esa decisión.

“Tenemos más de un año de estar esperando que suelten la plata, pero no ha pasado absolutamente nada: ni explican por qué, ni efectúan el desembolso, y eso es un problema” para las empresas constructoras, los proveedores de materiales, los trabajadores de la construcción, la banca que intermedia los recursos, y las familias que podrían aplicar a esos fondos”, dijo una fuente del sector.

Un total de 100 millones de dólares servirían para construir 7000 viviendas de interés social, mientras que los 71 millones restantes, permitirían otorgar créditos y subsidios en condiciones favorables para construir y adquirir otras 11 660 viviendas.

“La invitación la hizo el BCIE directamente, y desde hace rato que Cadur quería reunirse con ellos para ver lo del préstamo”, dijo esta fuente, que también está consciente del riesgo reputacional que corren de cara a la ciudadanía, tal como lo reflejan algunos intercambios de opiniones publicados en Twitter.

“Creo que es deber de Cosep mantener el empleo, y para eso se requiere financiamiento. Ojalá esto sirva como acercamiento [con el Gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo] para poder hablar de los presos políticos, y buscar su liberación. Esa debe ser la prioridad”, aseguró, rematando así la segunda y la tercera premisa por la que decidieron acudir al llamado del Banco Centroamericano.

“Este tipo de encuentros va en línea con la Estrategia Institucional del BCIE 2020-2024, que tiene como fin fortalecer las relaciones con el sector privado  a nivel regional, de manera que el BCIE se convierta en el referente en la movilización de recursos privados e inversión extranjera directa”, añadió el Banco.


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Economía

Share via
Send this to a friend