Nación

Ciudadanos y organismos exigen: “¡Muestren a Ana Margarita Vijil!”

Organizaciones nacionales e internacionales respaldan la denuncia sobre una agresión contra la presa política, cometida por un alto jefe policial ebrio

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Oacnudh) y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) expresaron su preocupación ante la presunta agresión, por parte de un alto oficial de la Policía Nacional, que sufrió la presa política Ana Margarita Vijil, el pasado 19 de diciembre.

“CIDH y Oacnudh expresan preocupación por la situación de salud de Ana Margarita Vijil quien habría sido presuntamente agredida por un agente de la Policía en celdas de El Chipote. Además, urgen al Estado a facilitar la visita de familiares y médicos independientes”, escribieron ambos organismos en su cuenta de Twitter.

El respaldo internacional ocurre horas después de que la mamá de Vijil, Josefina Gurdián, conocida cariñosamente como Pinita, denunció la agresión, en compañía del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) y Amnistía Internacional, y exigiera al Estado que se inicie una investigación y se les permita ver a la presa política para corroborar su estado físico y psicológico.

Los usuarios de redes sociales también se sumaron bajo la etiqueta #MuestrenYaAMargarita en el cual compartieron ilustraciones con margaritas en las que destacaba la frase “Enflorecemos las redes con margaritas para exigir que muestre ya a Ana Margarita”. Estas imágenes fueron compartidas en Twitter, Facebook e Instagram.

La líder opositora cumplió, este 30 de diciembre, 200 días secuestrada en el centro carcelario Evaristo Vásquez, conocido como “el nuevo Chipote”. Según denunció su familia, fue agredida en su celda por un jefe policial en “estado de ebriedad” el pasado 19 de diciembre, y desde entonces se desconocen qué tipo de agresión sufrió la presa política y cuáles fueron los daños.

A este llamado también se sumó el Instituto Internacional sobre Raza, Igualdad y Derechos Humanos de América Latina, que a través de su cuenta de Twitter replicó la denuncia y exigió le permitan a su familia una visita. Asimismo, replicó la denuncia la Iniciativa Mesoamericana de Mujeres Defensoras de Derechos Humanos (IM-Defensoras).

“Llamamos a la comunidad internacional a solidarizarse con Ana Margarita Vijil y las demandas de su familia para verla, constatar su estado y esclarecer lo sucedido; así como a seguir exigiendo libertad para todas las personas que siguen presas políticas en Nicaragua”, expresaron.

El subsecretario de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de los Estados Unidos (EE. UU), Brian A. Nichols, también condenó en su cuenta de Twitter el encarcelamiento y la agresión sufrida por Vijil.

Vilma Núñez, presidenta del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), explicó que ese organismo junto a Amnistía Internacional, interpondrán una denuncia en el departamento de Asuntos Internos de la Policía Nacional para que se investiguen los hechos.

Respalda denuncia

La Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB) también expresó su solidaridad hacia la familia de Vijil y se sumó a la denuncia pública exigiendo al Estado una respuesta ante la grave violación a sus derechos humanos que sufrió esta presa política, quien está incomunicada desde que fue arrestada el pasado 13 de junio de 2021.

La Unión Democrática Renovadora (Unamos), que antes se conocía como el Movimiento Renovador Sandinista (MRS), hizo eco de la denuncia realizada por la familia de Vijil, quien era integrante de esa agrupación política.

Monseñor Silvio Báez, arzobispo de la Diócesis de Managua, lamentó la agresión sufrida por Vijil y se solidarizó con su mamá, Pinita, quien padece cáncer y recientemente se sometió a dos cirugías y a quimioterapia.

“Como Obispo Auxiliar de Managua me uno al clamor popular exigiendo la inmediata liberación de todos los presos políticos”, dijo monseñor en su cuenta de Twitter.

Durante la denuncia pública ocurrida la mañana de este jueves, Erika Guevara Rosas, representante para las Américas de Amnistía Internacional, mostró preocupación por la agresión sufrida por Vijil, pero también se solidarizó ante el sufrimiento de su mamá, quien confesó sufrir depresión ante el encarcelamiento de su hija y su nieta, Tamara Dávila, también detenida en “el nuevo Chipote”.

“Estoy con una salud bien frágil. Acabo de pasar dos cirugías, estuve al borde de la muerte y tenía horror de morir antes de que Ana Margarita me pudiera ver. Estoy sufriendo una depresión porque es muy duro no saber de mi hija, no saber de mi nieta, tenerlas de esa situación de incertidumbre, de frío, de no saber de ellas, es durísima y esto viene a agravarse con esta denuncia que hemos recibido”, dijo Gurdián.


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Nación

Share via
Send this to a friend