Nación

Flor Ramírez, “la señora del huipil”, busca asilo en Estados Unidos

En una protesta en 2018, un policía le gritó a doña Flor, de 65 años: “Si no te callás, te voy a pegar un balazo y te voy a desaparecer”

Flor de María Ramírez, mejor conocida como “la señora del huipil”, informó este sábado a través de las redes sociales que, tras haber cruzado la frontera entre México y Estados Unidos, se entregaría a las autoridades estadounidenses para solicitar asilo en el país norteamericano. 

“Vamos a entregarnos. Ya cruzamos. Estamos en territorio norteamericano. Nunca fue mi deseo exiliarme, pero aquí estamos. Viva Nicaragua libre. Libertad para nuestros presos políticos”, indicó Ramírez a través de un video divulgado en las redes sociales.

La ciudadana huyó del régimen de Daniel Ortega y  Rosario Murillo, luego de participar activamente en las protestas sociales que iniciaron en abril de 2018. En Nicaragua, según reportes de CONFIDENCIAL, Ramírez sufrió constante asedio policial en las afueras de su vivienda, fue retenida en al menos cinco ocasiones por agentes de la Policía y fue brutalmente golpeada por personas afines al régimen de Ortega.

Doña Flor, como cariñosamente se le conocía, de 65 años, inició su participación en las protestas el 20 de abril de 2018 . En agosto de ese mismo año, decidió apoyar las marchas vistiendo de huipil azul y blanco, en honor a una joven que fue arrestada en ese mes por bailar folklore en un plantón que se realizó en las afueras de la Universidad Centroamericana (UCA). 

En septiembre de 2018, Ramírez fue detenida por primera vez por la Policía del régimen de Ortega. En esa ocasión, un policía le gritó: “si no te callás te voy a pegar un balazo y te voy a desaparecer”, mientras la trasladaban a las instalaciones de la Dirección de Auxilio Judicial, conocido como el Chipote, donde la fotografiaron y amenazaron para que dejara de protestar.

En enero de 2021, Ramírez denunció que el constante asedio policial en las afueras de su vivienda era tal que ni siquiera podía trabajar. Tenía un negocio de costura en su vivienda, que tuvo que cerrar, pues los clientes dejaron de llegar porque los agentes de policía los retenían, perseguían y acosaban cuando llegaban a encargarle un trabajo.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en agosto de 2021, otorgó medidas cautelares en favor de Ramírez. En esa ocasión, el Colectivo de Derechos Humanos Nicaragua Nunca Más, que fue el organismo que tramitó las medidas para la “señora del huipil”, indicó que Ramírez tenía en “extrema gravedad y riesgo” su integridad física y vida, debido al “constante asedio, amenazas, persecución y  agresiones físicas, que han menoscabado su integridad personal, física y psicológica, además de sus libertades fundamentales”.


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Nación

Share via
Send this to a friend