Nación

Iglesia Católica afirma que seguirá “denunciando” y “acompañando al pueblo”

Comisión de Justicia y Paz de la Iglesia Católica afirman que les "preocupa la situación del país" luego de amenazas contra religiosos

La Comisión de Justicia y Paz de la Arquidiócesis de Managua se pronunció este miércoles ante la oleada represiva y las intenciones del Estado por encarcelar a los sacerdotes por supuesta “traición a la patria”. En un comunicado publicado en sus redes sociales, los obispos enfatizaron que seguirán denunciando “las estructuras sociales de pecado” y acompañando a los nicaragüenses más pobres y débiles.

“La Iglesia seguirá anunciando el Evangelio, denunciando las estructuras sociales de pecado, acompañando al pueblo, especialmente a los pobres y los débiles. La misión de la Iglesia siempre provocará contradicciones en este mundo donde junto a la luz también existe la oscuridad del mal”, sentencian.

El pasado 4 de mayo, diputados sandinistas integrantes de la Comisión de Justicia y Asuntos Jurídicos, y la Comisión de la Paz, Defensa, Gobernación y Derechos Humanos de la Asamblea Nacional discutieron, entre otros asuntos, que “los religiosos y directores de organizaciones de derechos humanos que se involucraron en la aventura golpista” deberían ser juzgados.

Esta acción corresponde con el discurso de odio de parte del Gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo contra los religiosos que se han pronunciado ante los crímenes de lesa humanidad, cometidos a partir de las protestas de 2018.

El pronunciamiento de los religiosos se publica días después que el padre Harving Padilla de la iglesia San Juan Bautista, en Masaya, denunciara asedio policial y el exreo político Yubrank Suazo fuera arrestado por elevar la denuncia en sus redes sociales.

“La persecución antes de Semana Santa era con camionetas Toyota Hilux, eran policías, paramilitares, que me perseguían cuando iba en mi vehículo. Nunca me retuvieron, miraba que me perseguían, algunos me gritaban golpista, asesino, pero nunca me detuvieron directamente para agredirme o algo”, dijo el padre  Harving Padilla, quien ha sido víctima de persecución de policías y paramilitares desde antes de Semana Santa.

Por su parte, los obispos aseguran que “nos preocupa la situación del país que amamos como hijos de Dios, como nicaragüenses y como cristianos. Nos unimos en oración para que Dios transforme los corazones duros en corazones sensibles, con amor al prójimo, libres de sentimientos que impiden la normalidad que conduzca a una auténtica paz social”.

Asimismo, destacan que la Iglesia “siempre está presente en nuestras alegrías y también en nuestros duelos, enfermedades, pobreza, ausencias, soledad, temores y privaciones. Nos fortalece, pero su fuerza no está en el poder humano, que es temporal, ni en los bienes materiales, que son efímeros, sino en el poder de Dios”.

El fin de semana, los obispos monseñor Silvio Báez, quien está exiliado en Miami, y monseñor Rolando Álvarez de la Diocesis de Matagalpa dijeron en sus homilias que el pueblo nicaragüense no puede acostumbrarse a “esa falsa normalidad que reina el miedo” e  instaron a la población a no caer “en la tentación del odio y la venganza” a pesar de las constantes injusticias que se cometen en el país.

El odio es propio de los débiles, porque el que es débil en la capacidad de amar tiene que esconderse en el odio, en la prepotencia… necesita esconderse detrás de una máscara”, continuó el obispo desde la parroquia San Isidro Labrador en el municipio de Condega, Estelí.

En su mensaje, los religiosos que integran la Comisión de Justicia y Paz de la Arquidiócesis de Managua, pidieron “que prevalezca en todos el amor, el perdón y la misericordia en la búsqueda del bien común, practicando los principios cristianos que Maria, modelo de la Iglesia y auxiliadora de los afligidos continúe intercediendo por nosotros ante Nuestro Señor y Salvador Jesucristo”.


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Nación

Share via
Send this to a friend