Nación

Los datos que revelan porqué Iota es el huracán más “catastrófico” en Nicaragua

Iota es el segundo huracán que tocará suelo nicaragüense este mes. Su impacto será mayor que el huracán Eta, que alcanzó categoría 4.

En menos de 15 días, Nicaragua será impactada por un segundo huracán. Un fenómeno que no había ocurrido desde septiembre de 1971, cuando el país sufrió del daño causado por los huracanes Edith (categoría 5) e Irene (categoría 3), según los registros históricos del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter).

Sin embargo, a diferencia de ese fenómeno ocurrido hace 49 años, los huracanes Eta (categoría 4) y Iota (categoría 5) tienen una trayectoria similar, provocando un doble impacto en las comunidades ubicadas en el Caribe Norte. Pues, Edith fue un huracán tocó tierra el nueve de septiembre de 1971, en el Cabo Gracias a Dios, ubicado en el Caribe Norte y horas después se fue rumbo a Honduras; mientras Irene-Olivia, que afectó al país entre el 19 y 20 de ese mes y año, entró por Bluefields (Caribe Sur) y cruzó el país hasta salir por el Océano Pacífico.

Según la última alerta publicada por el National Hurricane Center, de Estados Unidos, el huracán Iota que tocará tierra al final de este lunes, 16 de noviembre, causará “vientos extremos y una marejada ciclónica potencialmente mortal a lo largo de partes de la costa del noreste de Nicaragua”. Así como inundaciones potencialmente mortales en Centroamérica.

Ojo del huracán es más grande

El diámetro del ojo del huracán Iota es mayor al del huracán Eta. Esto significa que tendría una fuerza de 55 km por hora desde el centro del ciclón y provocaría ráfagas de viento mayores a los 260 km, convirtiéndolo en el ciclón más fuerte del 2020.

“Este huracán es más fuerte. No es un huracán más débil que Eta. La diferencia es que Iota es más largo y sus concentraciones de sus bandas son más definidas”, dijo el agrometeorólogo del Centro Humboldt Agustín Moreira.

Fuerza de los vientos y precipitaciones

A diferencia del huracán Eta, que alcanzó vientos de hasta 220 kilómetros por hora, Iota que la mañana de hoy alcanzó la máxima categoría en la escala Saffir Simpson, supera los 260 km por hora y en Nicaragua provocará fuertes lluvias que conducirán inundaciones, desbordamientos de ríos y posibles deslizamientos de tierra por su paso por Nicaragua y Honduras.

Esto ocurrirá en paralelo a los estragos que dejó Eta. Tomando en cuenta que, según un información preliminar del Centro Humboldt, con las lluvias ocurridas entre el primero y el cuatro de noviembre se alcanzó el 100% del acumulado previsto en el histórico para el mes de octubre y el 67 % lo que debería de llover este mes.

“Es el huracán con más potencia que se ha acercado a Nicaragua”

Según declaraciones del director de meteorología de Ineter, Iota “es el huracán con más potencia que se ha acercado a Nicaragua, por lo que ya está superando, en este momento, en cinco kilómetros por hora de lo que fue el huracán Johan en 1988, que golpeó con 240 kilómetros por hora. Se está moviendo muy rápido 17 km por hora, eso significará que se va acercar con esta potencia”.

En las últimas 24 horas la velocidad del huracán ha variado. Pasó de siete kilómetros por hora (kmh) en la madrugada del domingo a 17kmh por hora en la madrugada del lunes. Según el último informe de Ineter, publicado a las 12:00 p.m., se mantiene a una velocidad de 15 kmh, con un rumbo Oeste.

Comunidades doblemente golpeadas

De acuerdo a las proyecciones del Ineter, se espera que Iota toque tierra al final de la tarde por Puerto Cabezas y se dirija en categoría de huracán desde Waspam hacia el Triángulo minero. A diferencia del huracán Eta que entró al sur de Bilwi, pero antes de llegar a estas zonas se degradó a tormenta tropical.

En cambio, Iota lo hará hasta que pase por el noreste de San José de Bocay y Willilí de Jinotega hasta que salga a Honduras. Según las autoridades desde la mañana de este lunes las lluvias han comenzado y el Caribe Norte y estas incrementan conforme el ojo del huracán se acerque.

Según informaron los Comités Municipales para la Prevención, Mitigación y Atención a Desastres (Comupred) hasta este lunes, se habían trasladado a más de 10 000 personas a los albergues ubicados en Waspán, Bilwi, Prinzapolka y la Desembocadora del Río Grande.


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Nación

Share via
Send this to a friend