Emergencia Coronavirus

OMS: En Nicaragua hubo al menos 12 095 muertes por covid-19 en dos años

Un estudio global de sobremortalidad muestra que en Nicaragua hubo 55 veces más fallecimientos por el coronavirus, que los admitidos por el régimen

En Nicaragua fallecieron entre 12 095 y 16 517 ciudadanos por la pandemia entre 2020 y 2021, según un estudio global de sobremortalidad atribuible a la covid-19, publicado este jueves por la Organización Mundial de la Salud (OMS). De acuerdo al documento, en el país hubo 55 veces más muertes por el coronavirus que las admitidas por el Gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo, que hasta el 31 de diciembre de 2021 contabilizaba solo 218 fallecidos por la covid-19.

Este cálculo de la OMS confirma un análisis de exceso de mortalidad publicado por CONFIDENCIAL en marzo pasado, que cifra en 14 815 los fallecimientos atribuibles a la covid-19 en el mismo período que toma la OMS. El dato de CONFIDENCIAL se basa en el Mapa de Salud del Ministerio de Salud (Minsa).

El estudio de la OMS concluye que del mínimo de muertes atribuibles a la covid-19 (12 095), el 54.8% fueron hombres y el 45.1%  mujeres. De estas, el 86.7% son personas mayores de 60 años, el grupo poblacional más vulnerable ante el nuevo coronavirus.

Sobremortalidad en Centroamérica

Los datos revelan además que, de la región centroamericana, Nicaragua es el país que más diferencia tiene entre las muertes reportadas y las estimadas por exceso de mortalidad: 55 veces.

El segundo país que tiene una mayor diferencia con sus cifras oficiales, pero no comparable con los registros nicaragüenses, es El Salvador. En esta nación ocurrieron 4.5 veces más muertes que las oficiales. Es decir, que de 3 824 reportadas pasarían a 17 036.

Mientras, en Guatemala, que suma la mayor cantidad de muertos de Centroamérica, habrían ocurrido tres veces más que las 16 107 reconocidas a 2021. Los países que menos diferencia tienen entre sus estadísticas oficiales y el exceso de mortalidad son Costa Rica, Panamá y Belice.

Desde 2020, los estudios de sobremortalidad en Nicaragua han mostrado considerable contraste con las opacas cifras del Gobierno de Ortega, que desde las primeras semanas de la pandemia —en marzo de 2020— oculta el número de hospitalizados, la cantidad real de personas contagiadas, el impacto de las variantes, las pruebas de covid-19, entre otros datos, que no han permitido realizar a la Organización Panamericana de la Salud (OPS) una “valoración exhaustiva” sobre el impacto del coronavirus en el país.

El Minsa asegura que, desde octubre de 2020, en Nicaragua solo fallece una persona semanal en todo el país. Esta cifra, improbable estadísticamente, no varió ni cuando el país sufrió la segunda ola ocurrida entre agosto y septiembre de 2021, que según los mismos datos oficiales causó más contagiados que la primera, ocurrida entre mayo y julio del año anterior.

En enero, un análisis de sobremortalidad de la unidad de datos del medio británico The Economist, estimó que en Nicaragua hubo entre 10 000 y 30 000 fallecidos, una cifra 137 veces superior a los 218 muertos que se admiten oficialmente hasta 2021. A pesar de estos estudios, el régimen nunca se ha pronunciado al respecto y más bien emprendió una ola de amenazas contra médicos que hacían valoraciones sobre la pandemia, a quienes llamó "terroristas pandémicos".

El mundo perdió 14.9 millones de vidas por la covid-19

El estudio de la OMS estima que el ámbito mundial hubo 14.9 millones de muertos por covid-19, es decir 2.7 más que los reportados oficialmente a diciembre de 2021. De estos 6.8 millones de fallecidos ocurrieron en tres países: India, Rusia e Indonesia. De América hubo cinco países con mayor registro de decesos: Estados Unidos, Brasil, México, Perú y Colombia, estos suman un saldo de 2.6 millones.

“Estos datos aleccionadores no solo apuntan al impacto de la pandemia, sino también a la necesidad de que todos los países inviertan en sistemas de salud más resilientes que puedan sostener los servicios de salud esenciales durante las crisis, incluidos sistemas de información de salud más fuertes”, dijo el doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS.

El exceso de mortalidad usado por la OMS y otros investigadores se calcula como la diferencia entre el número de muertes que se han producido y el número que se esperaría en ausencia de la pandemia según los datos de años anteriores. El exceso de fallecidos se atribuye a la covid-19.

"Hay que comprender la situación de los países que no tuvieron la capacidad de reportar todas las muertes, ni siquiera las causadas directamente porque la víctima no había pasado por un test. En otros países hubo interrupción de la atención para los enfermos crónicos porque el sistema y el personal estaban totalmente dedicados a la pandemia", dijo el director general adjunto de emergencias de la OMS, Socé Fall.

El estudio global de la OMS fue realizado por el Grupo Asesor Técnico para la Evaluación de la Mortalidad de covid-19, copresidido por la profesora Debbie Bradshaw y el doctor Kevin McCormack con el amplio apoyo del profesor Jon Wakefield de la Universidad de Washington.

“Estas nuevas estimaciones utilizan los mejores datos disponibles y se han producido utilizando una metodología sólida y un enfoque completamente transparente”, afirmó la doctora Samira Asma, subdirectora general de Datos, Análisis y Entrega de la OMS.

 


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Emergencia Coronavirus

Share via
Send this to a friend