Nación

Régimen elimina prueba PCR como requisito migratorio para entrar a Nicaragua

La nueva disposición establece que de ahora en adelante los viajeros solo deberán presentar su tarjeta de vacunación con esquema completo para ingresar

A partir de este jueves 16 de junio ya no será necesario presentar una prueba PCR negativa a la covid-19, como requisito migratorio de entrada a Nicaragua, y tampoco será un requerimiento para los tripulantes y pasajeros aéreos, anunciaron por separado el Ministerio de Salud (Minsa) y el Instituto Nicaragüense de Aeronáutica Civil.

“Por orientaciones del presidente de la república de Nicaragua, Daniel Ortega Saavedra, no se pedirá como requisito de ingreso al país, un resultado negativo RT-PCR para covid-19, solamente se requerirá para el ingreso el esquema de vacunación completa contra esta enfermedad”, señala el Minsa en un comunicado.

De acuerdo a la nota, firmada por la ministra de Salud, Martha Reyes, las personas que no tengan completo el esquema de vacunación deberán presentar una prueba negativa a covid-19 con 72 horas desde la toma de la muestra hasta el ingreso al país.

Con esta resolución, Nicaragua se suma al resto de países de Centroamérica y Norteamérica en derogar esta medida, ya que era el único de la región que la mantenía vigente, según reveló una nota de CONFIDENCIAL, publicada este miércoles 15 de junio.

Según el Minsa, se considerará como esquema completo de vacunación la aplicación de dos de la misma vacuna o de una combinación. En el caso de las vacunas Sputnik Light y de Janssen, de Johnson & Johnson, bastará con una dosis.

Asimismo, se aceptarán todas las vacunas que estén aprobadas por la Organización Mundial de la Salud, o los países de origen, incluyendo la Covirán y las vacunas cubanas. El viajero deberá presentar su tarjeta de vacunación o certificado de forma digital o en físico.

De Centroamérica, El Salvador fue el primer país en eliminar las pruebas PCR como requisito migratorio y este año se sumaron Guatemala, Honduras, Belice, Costa Rica y Panamá, naciones que ahora solicitan solo el carnet o comprobante de vacunación como prueba de que el viajero completó su esquema.

Comunicado del Minsa sobre esquema de vacunación para viajeros.

En Nicaragua, el requisito migratorio de salud fue impuesto desde el 14 de julio de 2020 y era la única medida de prevención obligatoria establecida por el Gobierno de Ortega y su esposa y vicepresidenta, Rosario Murillo, para contener y controlar la transmisión de la covid-19. Sin embargo, esta ha sido usada por el régimen como excusa para negar el ingreso a extranjeros y connacionales “non gratos” en el país.

El último caso que se conoció fue el de la periodista nicaragüense Tifani Roberts, quien un día antes de esta resolución, denunció que se le negó el ingreso al país porque el Minsa no aceptó su prueba PCR.

“Querido pasajero: La prueba enviada no fue aceptada por las autoridades nicaragüenses. Su ingreso a Nicaragua no ha sido autorizado por las autoridades migratorias de Nicaragua. No se le permitirá abordar. Motivo: definido por la Migración nicaragüense. Por favor contacte a la Embajada de Nicaragua”, dice el correo que recibió de parte de la aerolínea con la cual viajaría.

La decisión de suspender las pruebas PCR como requisito de viaje ocurre a consecuencia de los altos niveles de vacunación contra la covid-19 que se han alcanzado a nivel mundial. Esta semana la Organización Panamericana de la Salud (OPS) señaló que ellos como organismos no están de acuerdo en pedir las tarjetas de vacunación como requisito migratorio, pero aun así respetan la decisión autónoma de cada nación.

En abril pasado, el reportero Camilo Loret de Mola y el camarógrafo César Torero, del canal de televisión Mega TV, radicado en Estados Unidos, fueron deportados a El Salvador por “problemas con su examen de covid-19”. El patrón se ha repetido con familiares de presos políticos.

Por dos año, la normativa sanitaria indicaba que para viajar hacia Nicaragua los viajeros debían llenar un formulario del Ministerio de Gobernación (Migob), donde brindan información personal —nombre, profesión, número telefónico, pasaporte—, al menos siete días antes del viaje. Asimismo, enviaban a la aerolínea una prueba PCR negativa para que el Minsa autorizara el ingreso al país.

El negocio de las pruebas PCR

En Nicaragua las pruebas PCR, esenciales para confirmar el contagio del SAR-CoV-2, eran limitadas para la población. El Minsa estableció un jugoso negocio con la venta de test para las personas que viajaban a países que las exigían como requisito migratorio. Solo el Centro Nacional de Diagnóstico y Referencia (CNDR) y el Laboratorio Nacional de Investigación en Salud (INIS), inaugurado en agosto de 2021, eran los autorizados para realizar este procedimiento a un costo de 150 dólares.

A dos años de haberse instaurado este negocio se desconoce públicamente cuántas pruebas PCR ha vendido el Minsa y cuánta ha sido la ganancia por ellas. El último dato sobre la cantidad de pruebas realizadas apunta a que desde 2020 han tomado 196 380 muestras, pero no se precisa el detalle si estas incluyen las realizadas por motivos de viaje.

En los informes de ejecución presupuestaria tampoco se detalla el monto de ingresos por las pruebas realizadas. Sin embargo, en el rubro “ingresos recibidos por venta de bienes y servicios” se refleja un incremento del 535% por “servicios y permisos de salud”, que podría estar relacionado a las pruebas PCR.

Según el dato oficial, antes de la pandemia, por este rubro ingresaron a las arcas del Gobierno 130.66 millones de córdobas, en 2020 la suma ganada fue de C$ 188.08 millones, que representa un aumento del 43.9%; pero en 2021 se recaudó 1193 millones de córdobas (más de 34 millones de dólares), que equivale a seis veces más que el año anterior.

Esta suma se aproxima a un cálculo rápido realizado entre el número de viajeros que salieron desde Nicaragua hacia países que exigen la prueba PCR, ya que no es un requisito obligatorio para salir del país. Según datos de Migración Extranjería, en 2021 hubo 372 437 salidas, de estas 99 702  personas viajaron vía aérea hacia Canadá, Estados Unidos, Panamá, España y otros países europeos que exigen las pruebas negativas como requisito migratorio. Solo en estos viajes el Minsa habría recaudado 14 955 300 dólares en test.

Petición para quitar “trabas”

La flexibilización de esta medida de salud permitirá a mediano plazo que se restablezcan los vuelos hacia y desde Nicaragua. En abril pasado, empresarios consultados por CONFIDENCIAL, señalaron que esta era una de las trabas que impedía el crecimiento turístico en el país.

“Hay que quitar las pruebas covid y las restricciones impuestas, para permitir que vengan aerolíneas como American Airlines y las demás, porque en este momento solo hay líneas aéreas de otros países volando a Nicaragua. Esas empresas cobran lo que quieren por un boleto, porque no hay competencia, y esos precios altos afectan las ventas de toda la cadena turística”, explicó.

Otro de los empresarios, consultados bajo anonimato por temor a represalias, explicó que en comparación al año anterior hubo un leve incremento que está ligado directamente con el regreso de algunas aerolíneas, y esto tiene como efecto inmediato un aumento en el flujo de viajeros.

Por ahora en Nicaragua solo operan las aerolíneas Aeroméxico, Copa Airlines y Avianca, mientras United Airlines y Spirit Airlines continúan sin retornar al país. La demanda de viajes también ha detonado el incremento de vuelos chárter realizados principalmente por aerolíneas caribeñas y venezolanas, entre ellas: Conviasa, Aruba Airlines, Caribbean Airlines y otras.


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Nación

Share via
Send this to a friend