Nación

Régimen expulsa de Nicaragua a los productores musicales Xóchitl Tapia y Salvador Espinoza

Fuentes indican que, durante los interrogatorios en El Chipote, les pidieron a los dos nicaragüenses un boleto de salida del país, para liberarlos

El régimen orteguista expulsó de Nicaragua a los gerentes de Saxo Producciones, Xóchitl Tapia y Salvador Espinoza, mientras que el integrante de la banda Monroy y Surmenage, Josué Monroy, fue liberado, pero se desconoce su paradero, confirmaron fuentes cercanas a los artistas.

La expulsión de Tapia y Espinoza ocurrió este jueves 21 de abril, al cumplirse diez días de su detención arbitraria —fueron capturados el 12 de abril— sin que la Policía o Fiscalía del régimen orteguista informaran sobre su situación legal. Se confirmó que durante los interrogatorios en la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), El Chipote, les pidieron un boleto de salida de Nicaragua como requisito para liberarlos. La pareja, junto a su pequeño de cinco años, salieron supuestamente rumbo a Alemania, a través del aeropuerto internacional Augusto C. Sandino.

Norma Rivera, madre de Salvador Espinoza, compartió a través de su cuenta en redes sociales, la liberación de su hijo y su esposa. “La familia completa ya está fuera de las garras tiránicas y dictatoriales que avasalla y oprime al pueblo nicaragüense”, expresó. 

“Diez días de angustia, diez días de tortura. Duele el alma de pensar a los hijos encerrados sin saber nada del estado físico y sicológico en el que se encuentran. Yo tenía pánico. No tenía ninguna noticia sobre cómo podrían estar Salvador y Xóchitl”, comentó Rivera, quien aseguró que en el país persiste un temor por denunciar los abusos que se cometen y demandó la libertad para los presos políticos.

“Nicaragua, una gran cárcel en la que mucha gente está presa en sus casas, en sus trabajos, en su dolor, en su luto, en sus lágrimas, en su impotencia. Presos y encadenados de manos y pies, también tienen encadenada la voz. Hay mucha gente, familia y amigas de las personas presas políticas que están tragándose el dolor y el grito por miedo a que ellas les pase algo, o a sus familiares o amistades. Es humano tener miedo”, se lee en la publicación de Facebook.

Persecución contra músicos

En el caso de Monroy, las fuentes señalan que el ciudadano fue deportado a El Salvador, porque el músico tiene doble nacionalidad de ese país. Sin embargo, fuentes vinculadas a la Dirección de Migración salvadoreña, confirmaron a CONFIDENCIAL que, en sus registros, no aparece ningún ingreso del ciudadano nicaragüense Josué Monroy Ortega.

Los tres artistas fueron capturados el Martes Santo junto al productor musical Leonardo Canales, director de La Antesala, quien fue deportado en días anteriores a Costa Rica. Asimismo, el régimen también expulsó a la artista italiana Emilia Arienti, a quién ofrecieron 48 horas para abandonar el país.

Este lunes, autoridades de migración tampoco permitieron el ingreso al país a Carlos Luis Mejía Rodríguez, integrante y fundador del grupo musical La Cuneta Son Machín. La cacería del régimen contra los músicos ocurre en fechas de conmemoración del cuarto aniversario de la Rebelión de Abril, en la que ha prevalecido el recrudecimiento del asedio policial contra las víctimas de la masacre, excarcelados y opositores.

Silencio sobre detenciones de músicos

Se desconoce el motivo de las detenciones arbitrarias contra los músicos, y la causa de las deportaciones. Los arrestos ocurrieron tras que el pasado 2 de abril, los artistas participaron en un concierto del 15 aniversario de la banda Monroy y Surmenage, una actividad en la que supuestamente se criticó al régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo, a través de una de las canciones interpretadas.

El día del secuestro, fuentes cercanas a Monroy indicaron a CONFIDENCIAL que los oficiales ingresaron a la vivienda con violencia y se llevaron a su pariente “sin dar ninguna razón” y “sin informar a qué estación policial lo trasladarían”. El Jueves Santo los policías retornaron a la vivienda por segunda vez y se llevaron instrumentos musicales.

Los productores Tapia y Espinoza se encontraban con su hijo de cinco años en el momento de la detención, y los policías dejaron al menor en la casa de una vecina, confirmó una fuente cercana a los implicados.

Saxo Producciones, previo a la detención de sus gerentes, sufrió cancelaciones de conciertos. CONFIDENCIAL conoció que la banda Milly Majuc, representada por los ahora deportados, recientemente no fueron autorizados para realizar un concierto en San Juan del Sur, Rivas.


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Nación

Share via
Send this to a friend