Política

Canciller Moncada “causa revuelo” en acto sobre la defensa de derechos humanos

Periodistas cuestionan al diplomático su presencia en la actividad en Nueva York. “En Nicaragua también defendemos a los derechos humanos”, afirma

El canciller de Nicaragua, Denis Moncada Colindres, fue el foco de atención durante la inauguración de una muestra fotográfica que exhibe las violaciones a los derechos humanos cometidas en la Escuela Superior de Mecánica de la Armada (ESMA), durante la última dictadura militar argentina. El acto fue presidido, en el consulado argentino en Nueva York, por el presidente de Argentina, Alberto Fernández, quien en meses recientes ha sido blanco de las críticas del dictador nicaragüense, Daniel Ortega.

Un invitado, sin embargo, se robó las miradas en la presentación. El canciller de Nicaragua Denis Moncada Colindres se hizo presente en el consulado argentino, cita el reporte del diario argentino La Nación.

Precisamente, cuando el Gobierno de Daniel Ortega, al que representa Moncada, se encuentra bajo la lupa de los organismos internacionales por las denuncias de encarcelamiento y expulsión de sus opositores en la previa de los comicios que le dieron a Ortega un nuevo mandato como presidente, entre otras violaciones a los derechos humanos, políticos y civiles de los nicaragüenses”, añade la información del diario argentino.

El reporte de La Nación añade que consultaron a fuentes oficiales de la comitiva que acompaña al presidente Fernández en esta gira, quienes respondieron que “fue una invitación abierta a todas las delegaciones”, en relación a la presencia del canciller nicaragüense.

El evento fue organizado por el Gobierno argentino en el marco de la visita del presidente Fernández a Nueva York, por su participación en la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Los enviados especiales del portal de noticias argentino Infobae estuvieron también en la actividad y abordaron a Moncada, quien evadió los cuestionamientos hechos por los periodistas. Este fue el breve intercambio que tuvieron con el canciller del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

– ¿Usted es el canciller de Nicaragua?

– Sí.

– ¿Y qué hace aquí?

– Me invitaron y vine.

– Este es un acto en defensa de los derechos humanos, que no sucede en Nicaragua.

– En Nicaragua también defendemos a los derechos humanos.

– Eso no es así: en su país encarcelan a la oposición, a los religiosos que cuestionan al régimen.

– Mirá, está hablando la señora (Marcela Losardo, embajadora argentina ante la Unesco), así que voy a dejar de hablar”.

Hace poco más de un mes, Ortega cuestionó fuertemente al presidente Fernández, exigiéndole  liberar a 14 venezolanos detenidos en Argentina y devolver un avión venezolano-iraní retenido en ese país suramericano por posibles vínculos con el terrorismo internacional, luego de un pedido de la justicia de Estados Unidos.

Durante el acto en ocasión del 42 aniversario de la Fuerza Naval de Nicaragua, Ortega dijo que Fernández “está haciendo un papel más vergonzoso, más triste, más degradante que el que hace” el secretario general de la OEA, el uruguayo Luis Almagro, “que abiertamente es instrumento de los gringos”.

Acusó a Fernández, de “traicionar” los principios de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), que preside el gobernante argentino, de quien, según dijo, se ha convertido “en un instrumento del imperio yanqui”.

“¿Desde cuándo Argentina dejó de ser independiente y ahora responde a las leyes norteamericanas, a los jueces norteamericanos, y a las persecuciones de los Estados Unidos?, ¿desde cuándo?”, preguntó Ortega, quien tildó el momento de “doloroso”.

Los cuestionamientos de Ortega se dieron dos días después de que la delegación de Argentina ante la Organización de Estados Americanos (OEA) respaldará con su voto una resolución de condena al régimen por la represión en contra de la sociedad civil organizada, la prensa independiente y los sacerdotes y obispos de la Iglesia católica nicaragüense, además de reiterar la demanda de liberación de más de 190 presos políticos.

Esta resolución fue aprobada con 27 votos a favor; solo uno en contra —San Vicente y las Granadinas—; cuatro abstenciones —México, Bolivia, El Salvador y Honduras—; y dos países ausentes: Colombia y Nicaragua.


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Política

Share via
Send this to a friend