Política

EE. UU. persiste en nombrar a Hugo Rodríguez como embajador en Nicaragua

Brian Nichols, subsecretario de Estado para Asuntos de Hemisferio Occidental, revela que han solicitado “pláticas” con el régimen de Ortega y Murillo

El subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental de Estados Unidos, Brian Nichols, reveló que han solicitado pláticas con el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo, para lograr acercamientos que bajen las tensiones políticas y diplomáticas con Nicaragua, por los cuestionamientos de la Administración de Joe Biden al estado policial de facto y el clima de violencia política impuesto por el orteguismo en Nicaragua.

Lo que hemos solicitado es que mantengamos contacto, que haya pláticas, que acepten a nuestro nuevo embajador, que podamos seguir una ruta de diálogo para que haya una mejor Nicaragua con democracia”, aseguró Nichols en una entrevista brindada al periodista Luis Galeano para el portal Voces en Libertad, y reportada por 100% Noticias, durante la cobertura especial por la 77 Asamblea General de las Naciones Unidas que se lleva a cabo en Nueva York.

Tenemos presente en Managua al embajador Kevin Sullivan y (Hugo) Rodríguez es el nominado para seguir como embajador de Estados Unidos, algo importante para nosotros y vamos a seguir solicitando eso, añadió Nichols.

El pasado 28 de julio, el régimen retiró a Hugo Rodríguez el beneplácito concedido como nuevo posible embajador estadounidense, argumentando que el diplomático “realizó declaraciones injerencistas e irrespetuosas”. La decisión llegó luego que Rodríguez compareció ante el Comité de Relaciones Exteriores del Senado y abogó por el retorno a la democracia y el cese a las violaciones de derechos humanos en Nicaragua.

“El Gobierno de Nicaragua en uso de sus facultades y en ejercicio de su soberanía nacional, retira inmediatamente el beneplácito concedido al postulante Hugo Rodríguez”, señaló en esa ocasión el  canciller nicaragüense, Denis Moncada Colindres, a través de los medios de comunicación de la propaganda del régimen.

Nichols insistió en que la situación en Nicaragua es muy preocupante, por las prácticas antidemocráticas por parte del régimen Ortega Murillo.

Nosotros estamos tratando el tema en varios foros como el Consejo de Derechos Humanos (de la ONU), asuntos económicos y muchas reuniones bilaterales”, indicó.

Ortega descartó diálogo con Estados Unidos

Durante su discursos por el acto del 19 de julio pasado, Ortega descartó cualquier diálogo con el Gobierno de Estados Unidos, que ha impuesto una serie de sanciones internacionales contra más de 50 altos funcionarios del régimen, incluida la vicepresidenta Murillo, por su involucramiento en la represión, corrupción y graves violaciones a los derechos humanos.

En el acto, Ortega comparó su régimen con el general Augusto Sandino, asesinado por la Guardia Nacional con el contubernio de Estados Unidos en 1934 y dijo que los diálogos con los EE. UU. son para “ponerse la soga al cuello”. “¿Qué diálogo puede haber con el diablo? Como dice el Che: ‘a los yanquis, al imperialismo, no se le puede creer ni un tantito porque te acaban’. Nosotros quisiéramos tener buenas relaciones con los Estados Unidos, pero es imposible y aquí nunca ha habido agresión contra Estados Unidos. Los diálogos son para ponerle la soga al cuello a uno mismo, que uno mismo se ponga la soga al cuello”, expresó el dictador en su intervención.

Nichols también fue abordado por la férrea persecución del régimen en contra de la Iglesia católica, que ha devenido en el encarcelamiento, destierro y acoso a sacerdotes, además del impedimento por la fuerza de la realización de actividades religiosas, como ocurre actualmente en Masaya.

Es sumamente preocupante porque la Constitución de Nicaragua y la Carta de la OEA obligan los derechos de libertad de culto y eso es algo que viola esos derechos fundamentales, se refirió el alto funcionario.


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Política

Share via
Send this to a friend