Política

Excluido de Cumbre de la Democracia, el régimen fortalece alineamiento con Rusia

Dos hijos de Daniel Ortega y el ministro de Hacienda encabezan misión oficial de Nicaragua en Rusia

En la víspera de la Cumbre de la Democracia, organizada por el presidente de EE. UU., Joe Biden, a la que Nicaragua no ha sido invitada. Dos hijos de los gobernantes nicaragüenses, Daniel Ortega y Rosario Murillo, encabezan una misión oficial en Rusia, cuyo fin máximo es fortalecer sus relaciones con el Kremlin.

Laureano Ortega Murillo, asesor presidencial para las Inversiones, Comercio y Cooperación Internacional, y Rafael Ortega Murillo, delegado presidencial, encabezan la misión junto al ministro de Hacienda y Crédito Público, Iván Acosta, y la embajadora de Managua en Moscú, Alba Torres.

Los hijos de Ortega y Murillo comenzaron su agenda de trabajo este lunes con un encuentro con el vicecanciller de Rusia, Sergei Ryabkov y continuaron este martes con la firma de un acuerdo de cooperación “con el objetivo de promover el uso pacífico de las tecnologías nucleares aplicadas a la energía, agricultura y medicina”, informó el Gobierno de Nicaragua.

En el encuentro con el vicecanciller ruso abordaron “los principales asuntos de la agenda bilateral en los ámbitos: político, económico y comercial”, indicó el Ejecutivo nicaragüense, en una declaración. Asimismo, se reunieron con la representante de la Comisión Mixta Intergubernamental Rusia/Nicaragua, Veronika Skvortsova, con quien evaluaron “todos los proyectos en marcha y en perspectiva”, sin precisar los proyectos.

También se dio “un encuentro de seguimiento con el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF) con la perspectiva de ampliar la cooperación en el suministro de vacunas Sputnik V y Sputnik Light para Nicaragua”, continuó la fuente.

Finalmente, la delegación nicaragüense también se reunió con el vicepresidente del Consejo General del Partido Rusia Unida, Andrey Klimov, “con el objetivo de estrechar lazos con el partido FSLN (Frente Sandinista de Liberación Nacional) a través de la firma de un acuerdo de cooperación y hermanamiento que se prepara entre ambas organizaciones”, de acuerdo a la información.

La Cumbre de la Democracia

Mientras tanto, en el hemisferio occidental, el presidente Biden ha invitado a  110 Gobiernos aliados a los que considera democracias. Dejando fuera a Bolivia, Venezuela, Cuba, Nicaragua, Honduras, Guatemala y El Salvador. Sobre los tres últimos, el Gobierno de EE. UU. indicó que padecen “algunos desafíos” en materia democrática.

La cita prevista para los próximos 9 y 10 de diciembre, incluirá también a miembros de la sociedad civil y del sector privado, quienes tendrán una sesión con los jefes de Estado, auspiciada por el propio Biden, y otra temática, con la presencia de representantes gubernamentales y no gubernamentales.

Uzra Zeya, subsecretaria de Democracia y Derechos Humanos del Departamento de Estado, indicó este martes en una conferencia de prensa previa al arranque de esta cumbre, que su país tiene “varias preocupaciones” sobre los países de Centroamérica que no han sido invitados.  Principalmente en materia de “gobernanza” y lucha “contra la corrupción”.

La funcionaria señaló que habría “deseado” que algunos de estos países participasen en la cumbre, pero subrayó que “el foco del encuentro es trabajar con aquellos Gobiernos que han demostrado su disposición a avanzar y realizar compromisos en estas áreas”.

Nicaragua una aliada de Rusia

El presidente ruso, Vladímir Putin, ha dicho que Nicaragua es un socio “muy importante” de Rusia en América Latina, y felicitó al líder sandinista por su supuesta “victoria abrumadora” en las elecciones del pasado 7 de noviembre, y afirmó que intensificará la cooperación bilateral “estratégica” con el país centroamericano.

Esos comicios, en los que Ortega se impuso con un 75,87 % de los votos para un quinto mandato y cuarto consecutivo, con sus principales contendientes en prisión, no han sido reconocidos por el grueso de la comunidad internacional.

La 51 Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) consideró que las elecciones “no fueron libres, justas ni transparentes y no tienen legitimidad democrática”; Estados Unidos la calificó de “pantomima”; y la Unión Europea (UE) de “fake”.

Por el contrario, entre los países que han felicitado a Ortega por su reelección se encuentran sus aliados de Bolivia, Corea del Norte, Cuba, Irán, Palestina, Rusia, Siria, Venezuela y Vietnam.

Con información de Efe.


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Política

Share via
Send this to a friend