Política

Gabriel Boric demanda en la Celac la liberación de los presos políticos en Nicaragua

El presidente de Chile exige condenar los atropellos a los derechos humanos “independientemente del signo político de quien gobierne”

El presidente de Chile, Gabriel Boric, demandó este martes durante su intervención en la cumbre de la Celac la liberación de los “opositores que aún se encuentran detenidos de forma indigna” en Nicaragua.

La VII cumbre de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) se inauguró este martes en la capital argentina, Buenos Aires. A la cita fue invitado, por el Gobierno de Alberto Fernández, el dictador nicaragüense, Daniel Ortega Saavedra, pero este no asistió y en su representación envió al canciller Denis Moncada Colindres.

Los preparativos de esta cumbre han estado marcados por la polémica en Argentina, ya que la oposición al Gobierno de Fernández denunció las violaciones a los derechos humanos del presidente venezolano Nicolás Maduro, el cubano Miguel Díaz-Canel y el nicaragüense Daniel Ortega.

Finalmente, de los tres líderes solo Díaz-Canel asiste al foro, que se desarrolla entre fuertes medidas de seguridad debido a las protestas de manifestantes, mientras que Maduro canceló su viaje a última hora.

Boric se estrenó este martes en un cónclave al que asisten representantes de los 33 países de América Latina y el Caribe. Además del mandatario chileno acudieron una quincena de jefes de Estado y de Gobierno, entre ellos, Luiz Inácio Lula da Silva, de Brasil; Luis Alberto Arce, de Bolivia; Luis Lacalle Pou, de Uruguay; Gustavo Petro, de Colombia; y Xiomara Castro, de Honduras.

Desde su ascenso al poder, hace un año, el presidente Boric ha sido un fuerte crítico sobre la indiferencia de la comunidad internacional a la crisis de violaciones a los derechos humanos en Nicaragua, y ha exigido en diferentes foros internacionales la liberación de los presos políticos de la dictadura de Ortega y Rosario Murillo.

En noviembre pasado, durante un discurso ante el Senado mexicano, aseguró: “No podemos mirar para el lado ante los presos políticos en Nicaragua”. En esa misma sesión, un grupo de senadores opositores pasaron al frente de la tribuna legislativa y desplegaron una manta en la que se leía: “Boric no protege a asesinos en Nicaragua como AMLO”, en referencia al presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador.

En una entrevista con la influyente revista estadounidense TIME, Boric expresó  que “yo prefiero poder decirle a Daniel Ortega que estoy en desacuerdo con él y quiero que libere a los presos políticos —(como) Dora María Téllez— decírselo a la cara y confrontarse”.

Durante su intervención en la Asamblea General de las Naciones Unidas, en septiembre pasado, Boric llamó “a realizar las acciones que sean necesarias, y no solo declaraciones, y poner fin al abuso de los poderosos en cualquier lugar del mundo, a seguir trabajando para contribuir a la liberación de los presos políticos en Nicaragua”.

“Respetar especialmente en elecciones libres”

Boric, que desde que llegó al poder ha criticado duramente los regímenes autoritarios de la región y por eso muchos analistas le consideran referente de la nueva izquierda latinoamericana, también se refirió a la crisis de Venezuela y pidió la vuelta del país suramericano “a los foros multinacionales”.

“La política de la exclusión no ofrece resultados auténticos ni durables. Así lo demuestra la historia de nuestra América Latina y el Caribe con el ignominioso bloqueo de Estados Unidos a Cuba y más recientemente a Venezuela”, apuntó.

Boric, sin embargo, pidió elecciones “libres, justas y transparentes” en Venezuela para 2024 y expresó el deseo de su Gobierno de “colaborar en el diálogo entre los distintos sectores del país para encontrar una salida” a la crisis.

“Fuera de la democracia no hay libertad ni dignididad posible (…) La dictadura (en Chile) nos enseñó de forma brusca a sangre y fuego los efectos de relativizar la democracia y los derechos humanos”, añadió el exlíder estudiantil, quien pidió condenar los atropellos a los derechos humanos “independientemente del signo político de quien gobierne”.

“La democracia se debe respetar especialmente en elecciones libres cuando gana aquel con quien no estoy de acuerdo y los derechos humanos son avances civilizatorios que deben ser respetados”, concluyó.

En noviembre pasado, el presidente chileno cuestionó en Twitter los resultados de la farsa electoral municipal del 6 de noviembre de 2022 con la que el Frente Sandinista se autoadjudicó las 153 alcaldías de Nicaragua.

“Un proceso electoral que se realiza sin libertad, justicia electoral confiable y opositores presos o proscritos, no es democracia en ninguna parte del mundo”, escribió en su cuenta en la red social.

SIP lamenta invitación a “Gobiernos represores”

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) lamentó la presencia del presidente Díaz-Canel, y los cancilleres de Nicaragua, Moncada Colindres, y Venezuela, Yvan Gil, en la cumbre. “Los tres Gobiernos más represores de las libertades de prensa y expresión y del periodismo en las Américas”, expresó en un comunicado la entidad con sede en Miami, Florida.

“Si la invitación obedece a cumplir el objetivo de promover el diálogo y el acuerdo político en el continente, ello exigía un compromiso previo de cada integrante del foro regional de poner fin a la represión y a la violación sistemática de los derechos humanos”, señala el comunicado de la SIP.

Se trata, subrayó la SIP, de tres dictaduras, Cuba, Nicaragua y Venezuela, que “ocupan los últimos tres puestos de 22 países en el Índice Chapultepec”, un barómetro que mide el estado de las libertades de prensa y expresión en las Américas.

“Lamentamos que estos dirigentes que violan los derechos humanos y descreen de la democracia hayan sido invitados por una organización que, entre sus objetivos, incluye la promoción de un diálogo respetuoso capaz de construir consenso sobre temas de interés común”, afirmó el presidente de la SIP, Michael Greenspon.

El presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, Carlos Jornet, indicó que los gobernantes democráticos de la región deberían exigir a Nicaragua, Cuba y Venezuela que “pongan freno a la represión contra periodistas, dirigentes sociales y disidentes políticos”.


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Política

Share via
Send this to a friend