Política

Holanda analiza con países europeos respuesta ante escalada diplomática de la dictadura

Canciller de Holanda reacciona con estupor a ruptura de relaciones diplomáticas anunciada por Ortega. Reafirman compromiso con democracia

El Reino de los Países Bajos calificó este sábado 01 de octubre como “excepcional e inusual” el rompimiento de relaciones diplomáticas anunciado por el régimen de Daniel Ortega e informó a través de un comunicado que discuten con otros países europeos cuál será su respuesta  a la medida tomada por las autoridades nicaragüenses.

El canciller holandés, Wopke Hoekstra, lamentó en su cuenta de Twitter la decisión desproporcionada del régimen y sostuvo que tomaron una posición firme ante el deterioro de las estructuras democráticas y las violaciones de derechos humanos en Nicaragua en referencia a la decisión de suspender la contribución de su país para la construcción de un hospital en Nicaragua.

En ese sentido lamentó también que el Poder Ejecutivo nicaragüense haya optado por terminar con los vínculos entre ambos países, ya que “una discusión crítica siempre es mejor”.

“Otros países también han notado dificultades para mantener un diálogo abierto con Nicaragua. Discutiremos nuestros próximos pasos con la Unión Europea”, reiteró el jefe de la diplomacia holandesa.

Aseguraron además en el comunicado que su deseo no es la ruptura de lazos. Y confirmaron que pusieron fin a la contribución holandesa para la construcción del  hospital en Nicaragua, un proyecto que reconocieron estuvo suspendido desde 2018,   y agregaron que eso se debió precisamente al “deterioro de la situación en términos de democracia y derechos humanos”.

“En las circunstancias actuales se ha decidido dar por terminado el proyecto de forma definitiva”, informaron las autoridades holandesas, quienes advirtieron  varias veces que esto podría darse si la situación no mejoraba.

Ortega narró este viernes 30 de septiembre que el canciller Denis Moncada Colindres se reunió un día antes con la embajadora de Holanda. Fue ella quien le comunicó que se daría por finalizado el financiamiento al hospital. El dictador no llamó por su nombre a la diplomática, Christine Pirenne,  quien reside en Costa Rica y es la representante para la región centroamericana, pero Holanda confirmó que ella fue quien participó en el encuentro.

Discuten respuesta con otros países

Holanda tomó nota además de la declaración de non grato del embajador de Estados Unidos, Hugo F. Rodríguez—ratificado por el Senado el jueves pasado—y la salida este sábado de la embajadora europea en Managua, Bettina Muscheidt,  después que las autoridades nicaragüenses ordenaron su expulsión también por supuesto injerencismo.

“Por lo tanto, esta respuesta de Nicaragua puede ubicarse a la luz de la posición y sanciones actuales de la UE. Holanda está discutiendo con otros países europeos cómo responderán a este movimiento de Nicaragua. El Ministerio de Relaciones Exteriores también vigila a los aproximadamente cien holandeses que viven en Nicaragua. De ser necesario, también se ajustará la recomendación de viaje para Nicaragua”, advirtieron.

Lea: Daniel Ortega también está aislado ante la nueva izquierda latinoamericana

En los últimos meses, Ortega ha desatado una escalada de insultos y expulsiones de diplomáticos que le son críticos. En el caso de los estadounidenses y europeos, se trata de una respuesta a la demanda del retorno a la democracia y la liberación de 205 presos políticos, quienes son víctimas de aislamiento y trato crueles.

“Es lamentable que Nicaragua haya optado por responder de esta manera desproporcionada a un mensaje crítico sobre la democracia y los derechos humanos. Holanda tiene una posición muy clara sobre la ruptura de las estructuras democráticas y las violaciones de los derechos humanos en Nicaragua, pero siempre está dispuesta a discutir esto”, agregaron en el pronunciamiento.

Insultos de Ortega a diestra y siniestra 

Ortega calificó como “miseria humana” y un acto “intervencionista” la decisión de Holanda de suspender el financiamiento al hospital, por lo que ordenó la ruptura entre ambas naciones.

Esta semana, el dictador también insultó al presidente de Chile, Gabriel Boric. Lo llamó “perro faldero” por pedir también la liberación de los reos de conciencia, al embajador Brian Nichols, subsecretario para el hemisferio occidental de Estados Unidos, le dijo “bulldog” y al secretario general de la ONU, António Guterres, “pelele de los yanquis”.

Además: Ortega ataca al presidente de Chile por demandar la liberación de los presos políticos

Para el gobernante, la Iglesia católica es “una dictadura perfecta” y se preguntó públicamente quién eligía al Papa Francisco, los obispos y sacerdotes, a quienes la dictadura persigue de manera implacable desde meses atrás. Los religiosos han denunciado las graves violaciones de derechos humanos cometidas por el Estado contra los ciudadanos, por lo que Ortega los intenta descalificar y los acusa de “golpistas”.


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Política

Share via
Send this to a friend