Política

Ortega completa condenas contra los siete precandidatos presidenciales opositores

Urnas Abiertas: "Es consumación de la persecución y judicialización política contra todo liderazgo o fuerza opositora"; Costa Rica protesta por condena

Cristiana Chamorro Barrios, expresidenta de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro (FVBCh) acusada por presunto lavado de dinero por el régimen de Daniel Ortega, fue la última de siete precandidatos presidenciales condenados por la justicia orteguista, tras nueve meses y medio de represión para cancelar las elecciones y cerrar los espacios democráticos en Nicaragua.

Los otros seis precandidatos son el académico Arturo Cruz, exembajador en Estados Unidos del Gobierno de Ortega entre (2007-2009), de quien se distanció; el activista, académico y líder de la Unidad Nacional Azul y Blanco, Félix Maradiaga, y el economista y sobrino político de la expresidenta Barrios de Chamorro, Juan Sebastián Chamorro.

También el periodista Miguel Mora, fundador, propietario y exdirector del canal de televisión 100% Noticias, clausurado por las autoridades y que ahora se transmite en plataforma de internet; el líder campesino Medardo Mairena; y el abogado y político conservador Noel Vidaurre.

La maquinaria judicial del FSLN condenó a trece años de cárcel a Miguel Mora, Medardo Mairena, Juan Sebastián Chamorro y Félix Maradiaga; y nueve años de prisión para Arturo Cruz y Noel Vidaurre. A Chamorro le condenó a ocho años, incluyendo un multa por 3.2 millones de dólares.

El juicio a Cristiana Chamorro forma parte de una serie de procesos judiciales a una cuarentena de líderes opositores y críticos al Gobierno sandinista, que fueron encarcelados previo a esos comicios y acusados en su mayoría por “traición a la patria” o supuesto lavado de dinero.

Condena de la Cancillería de Costa Rica

El Canciller de Costa Rica, Rodolfo Solano Quirós, expresó su “profundo rechazo” a la condena de ocho años contra Cristiana Chamorro y los demás exmiembros de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro, condenados junto con ella: su hermano Pedro Joaquín Chamorro, los exfinancieros Walter Gómez y Marcos Fletes y el conductor Pedro Vásquez.

“La institucionalidad en Nicaragua sigue siendo amedrentada. Como lo hemos manifestado previamente, en un Estado de Derecho se debe garantizar la independencia judicial, la cual nunca puede estar comprometida”, señaló el canciller Solano, en un comunicado de prensa difundido por el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto de Costa Rica.

“Debemos insistir en que la única carta de presentación que la región centroamericana debe exhibir ante la comunidad internacional debe ser el respeto a la institucionalidad democrática, así como la defensa y la promoción efectiva de los derechos humanos y de la libertad de prensa y expresión”, continuó.

El canciller también demandó la “inmediata liberación y restitución de los derechos plenos de todos los presos políticos, en línea con lo planteado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), a garantizar el debido proceso, el acceso a una defensa adecuada y a cesar todo hostigamiento en contra de todas las personas que han sido detenidas arbitrariamente”, resumió el comunicado.

“Una vez más, señalamos que resulta urgente, como un primer paso para que el Estado de Nicaragua cumpla con sus compromisos con el derecho internacional, con el marco jurídico regional, y con su obligación de proteger los derechos humanos de la población en general, y de los detenidos en particular, que se permita el acceso a Nicaragua a los representantes de la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos. Tal como lo ha expresado la Organización de las Naciones Unidas, Nicaragua está llamada a cooperar plenamente con los mecanismos de derechos humanos pertinentes”, reiteró el funcionario costarricense.

Además, el comunicado insistió en que Costa Rica exhorta a la comunidad internacional “a buscar los mecanismos para lograr, en el menor tiempo posible, que Nicaragua regrese a la democracia y fortalezca su institucionalidad y el Estado de Derecho”.

Costa Rica, en la frontera sur de Nicaragua, se ha convertido en el país de refugio para decenas de miles de nicaragüenses que desde 2018 han salido de Nicaragua huyendo de la represión y la persecución orteguista, con un estimado que supera los 100 000 nicaragüenses.

“En Nicaragua no hay elecciones, solo condenas”

El observatorio ciudadano Urnas Abiertas también criticó este 21 de marzo las condenas contra los siete precandidatos presidenciales para las votaciones del 7 de noviembre de 2021, en las que finalmente Ortega se reeligió para un cuarto período presidencial consecutivo tras anular la competencia electoral dirigiendo una cacería  política entre mayo y noviembre de ese año, con un estimado de más de 60 presos políticos.

“La declaración de culpabilidad contra los siete rivales que pretendían hacerle frente a Ortega y Murillo es la consumación de la persecución y judicialización política contra todo liderazgo o fuerza opositora que aspiraba disputar el poder a través del voto”, valoró el organismo que monitoreó de forma independiente las votaciones presidenciales de 2021.

Urnas Abiertas consideró que los procesos y leyes utilizadas para la judicialización de los siete precandidatos presidenciales “son ambiguas, irregulares e inconstitucionales”.

“El Gobierno de Nicaragua está ejerciendo el poder punitivo del Estado, de manera desproporcionada, violentando las normas, garantías y derechos procesales de las personas detenidas”, cuestionó, tras añadir que “este ejercicio punitivo del Estado evidencia el estado policíaco y el ilegal retroceso del sistema procesal penal, que responde al sistema de justicia criminal inquisitivo que había sido superado en el país en 2001, cuando se asumió un sistema acusatorio y garantista de las libertades fundamentales de la persona acusada”.

Agregó que, en estos casos, al igual que en los de las más de 170 personas detenidas por razones políticas en Nicaragua, “se evidencia la complicidad del Sistema de Justicia Penal, el Ministerio Público y la Policía Nacional para perseguir y criminalizar a las personas opositoras, todo orquestado desde el Poder Ejecutivo”.

Asimismo, enumeró que, desde el arresto de las siete personas precandidatas, han persistido violaciones al debido proceso y otras irregularidades, entre las que se destacaron:

  • Detenciones arbitrarias sin oportuno control judicial
  • Allanamientos sin orden judicial y sin entregar acta de ocupación de bienes
  • Prolongación de prisión preventiva superior a los 90 días, amparados en la reforma al Código Procesal Penal, como una medida punitiva “disciplinadora” y no porque existan verdaderos indicios de que la persona investigada pueda obstruir el proceso
  • Juicios con causas judiciales y pruebas sin fundamentación sólida
  • Violación a la presunción de inocencia
  • Incumplimiento y rechazo de los recursos de exhibición personal, impidiendo de esta manera acceder a la información necesaria para revisar la legalidad de la detención y evitando que se verifique el estado de las personas detenidas
  • Prohibición de las personas detenidas de comunicarse con sus abogados antes o durante el juicio
  • Violación a la publicidad de audiencias
  • El derecho a ser juzgados por jueces imparciales

Igualmente, reiteró que en los juicios se observó “una valoración irrazonable de las pruebas”, que incluyeron participación en grupos de Whatsapp, entrevistas de hasta 5 años de antigüedad, fotografías y publicaciones en redes sociales; así como elementos de los que no se estableció vínculo con los supuestos delitos imputados (celular, pasaporte, computadora).

También, cuestionó que las audiencias de los siete aspirantes presidenciales se han realizado en la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), mejor conocida como El Chipote, y no en Complejo Judicial Managua, violando lo establecido en el artículo 121 del Código Procesal Penal de Nicaragua que establece la sede de los tribunales.


Violaciones en juicios políticos contra los siete precandidatos

El observatorio ciudadano Urnas Abiertas resumió las violaciones observadas en los juicios políticos contra los siete precandidatos presidenciales. Este es el contenido de su informe.

Cristiana Chamorro

Cristiana Chamorro Barrios, aspirante presidencial independiente. Foto: Nayira
Valenzuela

Periodista y defensora de las libertades públicas. Era la aspirante presidencial con mayor respaldo ciudadano según las encuestas. El 2 junio de 2021, el Ministerio Público ordenó un allanamiento en la casa de Cristiana Chamorro y luego su arresto domiciliario. Está incomunicada, ocasionalmente tiene permitido ver a sus hijos e hijas en horarios limitados. Ha tenido contacto con su defensa una ocasión y no se ha permitido a sus defensores el acceso a su expediente.

El viernes 11 de marzo del 2022 fue declarada culpable por los delitos de lavado de dinero, bienes y activos, apropiación y retención indebida, gestión abusiva y falsedad ideológica y fue condenada a 8 años de cárcel y una multa equivalente a tres veces el monto supuestamente lavado. Según la Fiscalía, Chamorro operó a través de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro (FVBCh), una organización que promovía la libertad de prensa en Nicaragua mediante fondos recibido de organizaciones internacionales, entre ellas la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) la cual ha negado malversación alguna en el uso de sus fondos. Chamorro fue directiva de la FVBCh enero de 2021.

Su juicio duró siete días, fue realizado sin acceso a la prensa ni al público en El Chipote, como parte del mismo fue inhabilitada para ejercer cargos públicos. La lectura de la sentencia se realizó este 21 de marzo. Se mantiene su arresto domiciliario. Su juicio estuvo a cargo del juez Luden Martín Quiroz García, del Juzgado Noveno Distrito Penal de Juicio de Managua

En el juicio la Fiscalía no logró presentar pruebas que demostrara la acusación por lavado de dinero. La defensa carece de una versión de la investigación de peritos. Los testigo interrogados admitieron que no conocían por qué se acusaba a los detenidos. Testigos: periodista oficialista; Franya Urey Blandón, Directora del Departamento Registro y Control de Asociaciones del Ministerio de Gobernación (Migob); Luis Carlos Hernández Mendoza, analista financiero de la misma institución.

Durante el juicio su defensa fue impedida de acceder con celular y cualquier otro equipo electrónico que le permitieran ejercer de manera óptima su cometido; a diferencia de la defensa las autoridades judiciales contaban con todos los dispositivos electrónicos posibles y establecieron conexión con personas del exterior durante la sesión.

Desde su arresto, la defensa ha solicitado revisiones médicas ante situaciones especiales de salud o visitas con sus familiares, pero la mayoría de estas han sido negadas o han carecido de respuesta alguna por parte de los jueces.

Félix Maradiaga

Félix Maradiaga
El candidato presidencial de la UNAB Félix Maradiaga. // Foto/Cortesía.

Académico y activista político. El 8 de junio de 2021, Félix Maradiaga fue arrestado después de acudir a una citatoria en la Fiscalía; ese mismo día le informaron que habían abierto una investigación por “incitar a la injerencia extranjera en los asuntos internos”. Previo a su detención grabó un video para manifestar su compromiso por el país y para expresar sus sospechas de arresto.

Después de haber sido suspendido en tres ocasiones, el juicio se desarrolló el día 23 de febrero del 2022, y fue declarado culpable del supuesto delito de “conspiración para cometer menoscabo a la integridad nacional en perjuicio del Estado de Nicaragua y de la sociedad”. Se le impuso una condena de 13 años de prisión y fue inhabilitado para ejercer cargos públicos. El juicio duró siete días y fue realizado sin acceso a la prensa ni al público en El Chipote, la sentencia fue leída el 03 de marzo del 2022. El juez Félix Ernesto Salmerón Moreno, encargado del Juzgado Quinto de Distrito Penal de Juicios de Managua, dictó sentencia condenatoria de cárcel.

La Fiscalía presentó como testigos a 27 agentes de la Policía Nacional y las pruebas que se presentaron en su contra fueron su participación en un grupo de WhatsApp y entrevistas que brindó a medios de comunicación. Según sus defensores, durante el juicio se cometieron 35 violaciones al Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos. El día del juicio fue impedido de cualquier comunicación con su abogado.

Desde su detención ha tenido cuatro abogados: uno detenido arbitrariamente, dos que salir al exilio y uno que conoció el mismo día que lo declararon culpable. Ha sido sometido a torturas psicológicas y tratos inhumanos. Está recluido en una celda junto a otro preso político y es obligado a permanecer en silencio. Eventualmente tiene autorizado recibir visita de su hermana.

Su esposa Berta Valle fue acusada como “traidora de la patria” por pedir su libertad en escenarios internacionales.

Juan Sebastián Chamorro

Juan Sebastián Chamorro
Juan Sebastián Chamorro. // Foto: Confidencial

Economista, empresario y político. Fue detenido en su vivienda durante un allanamiento el 8 de junio de 2021.  Previo a su detención grabó un video para manifestar su compromiso por el país y para expresar sus sospechas de arresto.

Pese a que su juicio fue suspendido hasta en tres ocasiones, Juan Sebastián Chamorro fue declarado culpable el mismo día de su cumpleaños, el 23 de febrero de 2022, por el supuesto delito de “conspiración para cometer menoscabo a la integridad nacional en perjuicio del Estado de Nicaragua y de la sociedad”.

Se le impuso una condena de 13 años de prisión y fue inhabilitado para ejercer cargos públicos. El juicio duró siete días y fue realizado sin acceso a la prensa ni al público en El Chipote. La sentencia fue leída el 03 de marzo del 2022. El juez Félix Ernesto Salmerón Moreno, encargado del Juzgado Quinto de Distrito Penal de Juicios de Managua, dictó sentencia condenatoria de cárcel.

La Fiscalía presentó como testigos a 27 agentes de la Policía Nacional y las pruebas que se presentaron en su contra fueron su participación en un grupo de WhatsApp y entrevistas que brindó a medios de comunicación. Además de un celular ocupado durante el allanamiento a su vivienda.  Según sus defensores, durante el juicio se cometieron 35 violaciones al Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos. El día del juicio fue impedido de cualquier comunicación con su abogado.

Desde su arresto ha sido sometido a torturas psicológicas y tratos inhumanos. Está recluido en una celda junto a otros presos políticos y es obligado a permanecer en silencio. Eventualmente tiene autorizado recibir visitas familiares. No se le ha permitido ni carta, ni llamada telefónica, ni foto de su esposa, Victoria Cárdenas, quien fue acusada como “traidora de la patria” por pedir la libertad de Chamorro en escenarios internacionales.

Miguel Mora

Miguel Mora, candidato a la presidencia de Nicaragua, PRD
Miguel Mora aspirante a la presidencia de la República por parte del PRD. Foto: Archivo | Confidencial

El periodista y empresario. Miguel Mora fue arrestado en su domicilio el 20 de junio del 2021. El 4 de febrero del 2022 fue declarado culpable por el supuesto delito de “conspiración para cometer menoscabo a la integridad nacional en perjuicio del Estado de Nicaragua y de la sociedad” y condenado a 13 años de cárcel. Desde su arresto ha sido sometido a torturas psicológicas y tratos inhumanos. Está recluido en una celda junto a otros presos políticos. Eventualmente tiene autorizado recibir visitas familiares.

Este es el segundo encarcelamiento desde el estallido de la crisis sociopolítica en Nicaragua. La primera vez fue capturado el 21 de diciembre de 2018 hasta junio de 2019, cuando fue liberado por medio de una Ley de Amnistía aprobada por la Asamblea Nacional.

En diciembre de 2018, el régimen confiscó sus equipos, la frecuencia e instalaciones de su canal 100% Noticias.

El juicio duró siete días y fue realizado sin acceso a la prensa ni al público en El Chipote. La sentencia fue leída el 09 de febrero del 2022 y fue inhabilitado para ejercer cargos públicos. La jueza Nadia Tardencilla dictó sentencia condenatoria de cárcel.

Las pruebas que la Fiscalía presentó contra Mora son publicaciones del periodista en la red social Twitter. También, de un archivo audiovisual que contiene el extracto de una entrevista que brindó el periodista en 2018, según familiares, dicho archivo fue manipulado. Los represententes del Ministerio Público presentaron pruebas (pasaporte, celular y computadora), sin que lograran explicar su relación con el supuesto delito de conspiración.

Los testigos presentados fueron cuatro policías: uno que estuvo presente en el allanamiento, otro que redactó la orden de captura y el supuesto detective que hizo el monitoreo de las cuentas de redes sociales de Mora.

La jueza Nadia Tardencilla ordenó que los bienes ocupados a Mora (un iPhone, un celular Samsung, una computadora Apple) sean asignados a la Policía para “fortalecer la labor de dicha institución”.

Medardo Mairena

precandidatos presidenciales en NicaraguaAgricultor y líder campesino. Fue detenido el 5 de julio de 2021 junto a otros tres dirigentes rurales: Pedro Mena, Freddy Navas y Pablo Morales (liberado posteriormente).

El 9 de febrero del 2022 fue declarado culpable de “conspiración para cometer menoscabo a la integridad nacional” y condenado a 13 años de cárcel. El juicio duró siete días y fue realizado sin acceso a los medios de comunicación, ni al público en El Chipote. La sentencia fue leída el 19 de febrero del 2022 y fue inhabilitado para ejercer cargos públicos. El juez Félix Ernesto Salmerón Moreno, encargado del Juzgado Quinto de Distrito Penal de Juicios de Managua, dictó sentencia condenatoria de cárcel.

La fiscalía presentó como pruebas una fotografía donde Mairena se muestra junto al embajador de Estados Unidos Kevin Sullivan, videos donde solicita sanciones internacionales y capturas de publicaciones en redes sociales donde pide respeto a los derechos humanos. Previo a su detención grabó un audio para manifestar su compromiso por el país y para expresar sus sospechas de arresto.

Desde su arresto ha sido sometido a torturas psicológicas y tratos inhumanos. Está recluido en una celda junto a otros presos políticos. Eventualmente tiene autorizado recibir visitas familiares.

Este es el segundo encarcelamiento desde el estallido de la crisis sociopolítica en Nicaragua. La primera vez fue capturado el 13 de julio de 2018 y liberado el 11 junio de 2019 bajo una Ley de Amnistía aprobada por la Asamblea Nacional. En esa ocasión fue condenado a 216 años de cárcel por “terrorismo” y “romper el orden constitucional”.

Arturo Cruz

precandidatos presidenciales en Nicaragua
El precandidato presidencial Arturo Cruz luego de una entrevista en abril de 2021. Foto: Nayira Valenzuela | Confidencial

Académico y diplomático. Fue arrestado en el Aeropuerto Augusto César Sandino el 5 de junio de 2021 tras regresar de una gira por Estados Unidos. El Ministerio Público informó que el exembajador Arturo Cruz había sido detenido por infringir la Ley 1055 “de defensa de los derechos del pueblo a la independencia, soberanía y autodeterminación”.

El 19 de febrero de 2022 fue beneficiado con el cambio de medida cautelar de prisión preventiva a casa por cárcel por presentar problemas de salud.

Su juicio fue suspendido hasta en tres ocasiones, pero el 23 de febrero del 2022 fue declarado culpable del supuesto delito de “conspiración para cometer menoscabo a la integridad nacional en perjuicio del Estado de Nicaragua y de la sociedad” y condenado a 9 años de prisión.

El juicio duró siete días y fue realizado sin acceso a la prensa ni al público en El Chipote. La sentencia fue leída el 3 de marzo del 2022 y fue inhabilitado para ejercer cargos públicos. El juez Félix Ernesto Salmerón Moreno, encargado del Juzgado Quinto de Distrito Penal de Juicios de Managua, dictó sentencia condenatoria de cárcel.

Noel Vidaurre

condenas precandidatos presidencialesEl sábado 24 de julio la policía nacional informó que el opositor Noel José Vidaurre Argüello, de 66 años, había sido puesto bajo custodia policial para ser investigado por supuesta traición a la patria. Ese mismo día, Vidaurre asistió a un interrogatorio ante el Ministerio Público. Se encuentra privado de libertad bajo el régimen de arresto domiciliario.  

El 25 de febrero del 2022 fue declarado culpable de “conspiración para cometer menoscabo a la integridad nacional” y condenado a 9 años de prisión. La jueza Ulisa Yahoska Tapia Silva, del juzgado Décimo Tercero de Managua, dictó sentencia condenatoria de cárcel.

De acuerdo a una publicación de Confidencial “las pruebas claves que presentó la Fiscalía contra Vidaurre fueron tres videos: el primero, una entrevista con el periodista internacional Jaime Baily, en febrero de 2020; la segunda, otra entrevista con Jaime Arellano para abordar el contexto del país y relaciones diplomáticas entre Nicaragua y Argentina; y la tercera data de 2017, con un medio centroamericano, en la que el político conservador expuso sus aspiraciones presidenciales de cara a 2021”. Además seis fueron presentados como testigos.

El juicio fue realizado sin acceso a la prensa ni al público en El Chipote. La sentencia fue leída el 7 de marzo del 2022 y fue inhabilitado para ejercer cargos públicos.

Precandidatos de la tercera edad

Del grupo de precandidatos hay 2 de la tercera edad. Se trata de Arturo Cruz, de 68 años, y Noel Vidaurre, de 66 años, que se encuentran encerrados tras las celdas. De acuerdo a la Ley del Adulto Mayor, aplicada a personas mayores de 60, se debe garantizar “un proceso sencillo, con prelación, celeridad, gratuidad, inmediatez, con las debidas garantías procesales, que le ampare contra actos que violen o puedan violar sus derechos humanos y libertades fundamentales”.


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Política

Share via
Send this to a friend