Política

Régimen establece feudo familiar en la OEA, tras destituir a Arturo McFields

Gobierno mantiene campaña sucia en contra del periodista y diplomático, eliminando los registros de su nombramiento como embajador ante la OEA

El régimen orteguista oficialmente destituyó al periodista y diplomático Arturo McFields como representante permanente de Nicaragua ante la Organización de Estados Americanos (OEA) y nombró en su lugar a Francisco Obadiah Campbell Hooker, formalizando además el feudo familiar en la misión diplomática ante este organismo regional.

Por medio del acuerdo presidencial 50-2022, publicado en La Gaceta, Diario Oficial del Estado de jueves 24 de marzo,  se “deja sin efecto el nombramiento de Arturo McFields Yescas, en el cargo de representante permanente de la república de Nicaragua, con rango de embajador extraordinario y plenipotenciario ante la Organización de los Estados Americanos (OEA), contenido en el acuerdo presidencial 183-2021”, del 27 de octubre de 2021.

En esta misma edición de La Gaceta, se publica el acuerdo presidencial 51-2022 al través del cual se formaliza el nombramiento de Francisco Obadiah Campbell Hooker, como representante de Nicaragua ante la OEA.

Con el nombramiento de Francisco Obadiah Campbell Hooker el régimen establece un feudo familiar a cargo de la misión diplomática de Nicaragua en la OEA, ya que su hijo, Michael René Campbell Hooker, fue nombrado en el acuerdo presidencial 181-2021, publicado el 20 de octubre de 2021,  como “representante permanente alterno de la república de Nicaragua, con rango de embajador extraordinario y plenipotenciario ante la Organización de los Estados Americanos (OEA)”.

La remoción de McFields como “embajador extraordinario y plenipotenciario” ante la OEA se da un día después que el periodista y diplomático denunciara en medio de una sesión en pleno del organismo regional los atropellos y desmanes del régimen orteguista en Nicaragua.

“Tomo la palabra en nombre de los miles de servidores públicos de todos los niveles, civiles y militares, de aquellos que son obligados por el régimen de Nicaragua a fingir, a llenar plazas y repetir consignas, porque si no lo hacen pierden su empleo. Denunciar la dictadura de mi país no es fácil, pero seguir guardando silencio y defender lo indefendible, es imposible”, expresó primeramente McFields en su intervención durante la sesión de este miércoles 23 de marzo.

La primera reacción del Gobierno de Nicaragua fue desestimar las declaraciones de McFields, aduciendo que ya no estaba acreditado como embajador ante el organismo regional y emprender una campaña sucia en su contra, eliminando además todo registro de su nombramiento.

“El señor Arturo McFields no nos representa, por lo que ninguna declaración suya tiene validez. Nuestro representante ante la OEA es el embajador Francisco Campbell Hooker, debidamente acreditado”, señaló un escueto comunicado sobre el incidente emitido este mismo miércoles por el Ministerio de Relaciones Exteriores.

Sin embargo, es hasta jueves 24 de marzo con la publicación en La Gaceta, que el régimen formalizó su remoción. El mismo McFields lo planteó en una entrevista con el periodista Carlos Fernando Chamorro en el programa Esta Noche, que se transmite por Facebook y YouTube debido a la censura del régimen.

“Ellos tienen que hacer todos los procedimientos formales para que eso sea válido, o sea, se envía un documento y también se debe publicar en La Gaceta el nombramiento, no es así nomás que vos vas a decir, está destituido. Se tiene que hacer un nombramiento, publicarse en La Gaceta, y el documento que se publica en La Gaceta, vos lo llevas a la oficina de protocolo de la OEA; y si no tenés documento oficial publicado en La Gaceta, no sé qué tanto peso tenga cualquier comunicado de prensa”, respondió McFields a la pregunta sobre los procedimientos para su anticipada remoción.


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Política

Share via
Send this to a friend