Política

Rodrigo Chaves “preocupado” por presencia militar de Rusia en Nicaragua

Presidente de Costa Rica recuerda que su país no tiene Ejército desde 1949. "Imagínese cómo nos sentimos: preocupados", declaró

La aprobación para que tropas rusas entren a Nicaragua, otorgado por la Asamblea Nacional, y la sobredimensión del hecho que hizo la maquinaria oficialista del Gobierno de Vladimir Putin, es motivo de preocupación para el presidente de Costa Rica, Rodrigo Chaves, cuya nación abolió a su propio Ejército desde hace más de siete décadas.

“En estos momentos, nosotros tenemos preocupaciones serias con Nicaragua. Hay una noticia de que el presidente Daniel Ortega, invitó al Ejército ruso a enviar tropas y equipos a Nicaragua. Nosotros no tenemos Ejército desde el año 1949. Imagínese cómo nos sentimos: preocupados, con mucha razón”, argumentó el mandatario.

Este jueves 9 de junio, el Diario Oficial La Gaceta, publicó el decreto presidencial en el que Ortega autoriza la entrada al país, de tropas, equipos, naves y aeronaves militares “con fines humanitarios y ejercicios”, en una actividad de rutina, que en esta ocasión también incluyó a uniformados del resto de Centroamérica, más Estados Unidos, Cuba, República Dominicana y Venezuela.

En ocasiones anteriores, ha sido rutinario que la Asamblea Nacional apruebe este tipo de proyectos de colaboración militar a mediados de año. De hecho, el decreto de Ortega también autoriza el ingreso de efectivos militares de Estados Unidos, países centroamericanos, Cuba, República Dominicana y Venezuela. Sin embargo, en esta ocasión la maquinaria propagandística al servicio de Vladímir Putin, presidente de la Federación Rusa, sobredimensionó el anuncio, haciéndolo ver como una oportunidad para ponerle presión a Estados Unidos, en lo que considera ‘el patio trasero’ de esa nación norteamericana.

Al respecto, la presentadora de la televisión oficial rusa, Olga Skabeeva, reportó que Ortega autorizó el ingreso de tropas militares, barcos y aviones rusos a Nicaragua, para el segundo semestre de 2022. Luego agregó que “si sistemas de misiles americanos, pueden estar cerca de Moscú desde el territorio de Ucrania, es hora de que Rusia despliegue algo poderoso más cerca de una ciudad estadounidense”.

Chaves no ha hablado con Ortega

Esta comunicación de la comunicadora generó revuelo internacional, y es lo que tiene preocupado al  mandatario tico, que en declaraciones a la Voz de América, ofrecidas desde la Cumbre de las Américas, que se desarrolla en la ciudad de Los Ángeles, declaró el sentimiento que este anuncio le genera a su nación.

“Ortega no vino a la inauguración, no hemos establecido contacto… en este momento, Costa Rica tiene un embajador nicaragüense, pero nosotros no hemos enviado un embajador a Nicaragua. A mí me encantaría conversar con él, para (ver) el tema de los presos políticos. Eso es algo que a los costarricenses, por tradición histórica e inclinación natural, nos causa una severa preocupación y tristeza, pero no. No he hablado con él”, aseguró el mandatario tico sobre la falta de contacto con el Gobierno de Nicaragua.

Tras el reporte, la vocera de la Cancillería de Putin, María Zakharova, explicó a través de la agencia oficial Sputnik, que el anuncio es un “procedimiento rutinario”, que ocurre unas dos veces al año y está relacionada con “la admisión temporal de personal militar extranjero en territorio (nicaragüense) para desarrollar la cooperación en varias áreas, incluida la respuesta humanitaria y de emergencia, la lucha contra el crimen organizado y el tráfico de drogas”.

Según el decreto, adiestramiento, nada más

A su llegada a Nicaragua, está previsto que las tropas rusas participen en ejercicios de adiestramiento e intercambio, en operaciones de ayuda humanitaria, misiones de búsqueda, salvamento y rescate en situaciones de emergencia o desastres naturales, tanto con la Unidad Humanitaria y de Rescate del Ejército Nacional, como con el resto de las fuerzas terrestres, la Fuerza Aérea y la Fuerza Naval de Nicaragua.

También hay un “intercambio de experiencias, adiestramiento, operaciones en contra de ilícitos en espacios marítimos en el Mar Caribe y aguas jurisdiccionales en el Océano Pacífico de Nicaragua, con la Fuerza Naval del Ejército de Nicaragua”, además de la participación con la Fuerza Naval, Fuerza Aérea y Cuerpo de Transmisiones en intercambio de experiencias y de comunicación operacional con naves y aeronaves del Ejército en labores de enfrentamiento y lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado.

Sin embargo, el decreto de Ortega sí indica que la participación de los efectivos militares rusos en el país será la más amplia.

Colaboración entre ejércitos de Rusia y Nicaragua

La cooperación entre los ejércitos de Rusia y Nicaragua siempre causa polémica. En febrero pasado, a pocos días de detonar la invasión contra Ucrania, el vice primer ministro de Rusia, Yuri Borísov, visitó Nicaragua y anunció la continuidad de acuerdos de cooperación tecnológica entre las Fuerzas Armadas de su país y el Ejército nicaragüense, sin que se dieran más detalles sobre estos.

En un reporte especial de CONFIDENCIAL, publicado el 28 de febrero, sobre la cooperación entre el régimen de Putin y Ortega, varios expertos militares coincidieron en que la información del régimen orteguista sobre esta cooperación “es mínima”, y únicamente se sabe de la entrega de armamento mencionada por la Federación Rusa, a través de los medios de comunicación oficiales como Sputnik.

Tampoco hay detalles precisos sobre la ayuda global de la cooperación rusa a la Fuerza Aérea, o cualquiera de las otras direcciones castrenses nacionales. Uno de los ejemplos más grandes de opacidad ocurrió con el envío de tanques rusos a Nicaragua, en 2016.

El reporte de CONFIDENCIAL también señala que la instalación de una estación terrestre que permite la conexión con 24 satélites rusos desde un lugar cercano a la Laguna de Nejapa en Managua y un centro de adiestramiento policial contra el narcotráfico, donde se educan oficiales centroamericanos, apunta a la consolidación de la presencia rusa y su proyección en la región.


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Política

Share via
Send this to a friend