Política

Sanciones contra Rusia impactarán a Ortega y aliados de Putin

El régimen orteguista rechaza suscribir en la OEA una condena continental al ataque militar de Rusia a Ucrania

Nicaragua reafirmó su alineamiento con la postura política de Rusia al negarse a suscribir la declaración de condena a la invasión a Ucrania, promovida en el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) durante una sesión especial este viernes.

En Washington, el director del Consejo de Seguridad Nacional para el Hemisferio Occidental, Juan González, advirtió que las sanciones que Estados Unidos impuso este viernes contra Rusia impactarán a los Gobiernos latinoamericanos que tienen fuertes vínculos con el gobierno de Vladimir Putin, como es el caso de Venezuela, Nicaragua y Cuba. 

En una entrevista con la Voz de América, González, quien es asistente especial del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo que que se debe considerar que las sanciones contra Rusia son tan robustas que “tendrán impacto sobre aquellos países que tienen afiliaciones económicas con Rusia, y eso es por diseño”.

“Venezuela va a comenzar a sentir esa presión, Nicaragua va a sentir esa presión, al igual que Cuba. Pero en fin, lo que nosotros queremos son salidas negociadas a la crisis en Venezuela, con una restauración del orden democrático en Nicaragua y queremos que sean los cubanos quienes determinen su futuro, y no una dictadura”, dijo González a la Voz de América.

Sanciones europeas

En el caso de la Unión Europea (UE), los Estados miembros centraron su segundo paquete de sanciones sobre Rusia en atacar su sistema financiero y ahogar la financiación de bancos y empresas públicas, dejando de lado por ahora represalias comerciales más severas que podrían infligir un importante daño también a los países de la UE por sus lazos económicos con Moscú.

La UE optó por dejar fuera de este paquete de sanciones medidas comerciales de calado que, por ejemplo, sí ha adoptado Estados Unidos, puesto que tendrían un enorme impacto en la economía de sus Estados miembros, quienes se verían obligados a pagar un alto precio por ellas. Así lo reconocen fuentes comunitarias al subrayar que el bloque tiene una relación comercial con Rusia que multiplica por diez la que tiene Washington: Su relación comercial es de 8 000 millones y la nuestra de 80 000 millones”.

Estas razones explican que las sanciones de la UE no incluyan por ahora restricciones al comercio de productos de lujo, como diamantes, prohibiciones a la importación de gas o la desconexión de los bancos rusos del sistema de mensajería SWIFT, un pilar fundamental para el funcionamiento del sistema financiero internacional.

Sacar a las entidades rusas de este sistema, como ya ocurrió con algunas entidades iraníes a raíz de las sanciones europeas en 2012, supondría cortar sus lazos financieros con el exterior al impedirles recibir divisas o realizar transferencias por sus transacciones comerciales y tendría un impacto devastador, según un análisis del centro Carnegie Europe.

Con este escenario, la UE prefirió centrarse en cortar los canales de financiación y negar el acceso a los mercados de capitales al Kremlin, sus empresas públicas y los bancos rusos a través de una serie de decisiones en el ámbito financiero. Los bancos privados Alfa Bank y Bank Otkritie y las públicas Sberbank, Vneshtorgbank (VTB), Gazprombank, Russian Agricultural Bank and Vnecheconombank (VEB) se suman a la lista de entidades sancionadas por el bloque, se frena también la financiación de empresas públicas como Kamaz, Rostec o Almaz-Antey y se prohíbe la apertura de nuevos depósitos de más de 100 000 euros a ciudadanos rusos en bancos europeos.

Resolución de la OEA

La crisis por las operaciones militares rusas en Ucrania fue abordada por el Consejo Permanente de la OEA, donde 23 países aprobaron la declaración de condena y el llamado a que Rusia cese la agresión y se abra a un diálogo diplomático para solucionar el conflicto.

Uno de los países que promovieron la declaración de condena fue Guatemala. Además de Nicaragua, el otro país centroamericano que no suscribió el documento fue El Salvador.

El analista político salvadoreño Napoleón Campos dijo sentirse desconcertado por la actitud que ha tomado la diplomacia del presidente Nayib Bukele, que incluso por medio de sus redes sociales ha fustigado directamente al Gobierno de Estados Unidos por su postura en relación con la crisis en Ucrania.

Campos asimismo se refirió a la postura de Nicaragua, de la que dijo no estar extrañado por la misma y que desde su punto de vista, agravará la situación de aislamiento internacional en la que se encuentra el régimen orteguista desde la farsa electoral del 7 de noviembre de 2021.

“La resolución de la OEA demuestra que hay una generalizada preocupación y consternación en el hemisferio por lo que sucede en Ucrania. La gran mayoría de países en la OEA se alinean en la condena en esta violación a la integridad territorial, soberanía y autodeterminación de Ucrania”, señaló Campos.

La declaración establecida en el Consejo Permanente señala en su cuarto punto la “condena a la operación militar rusa en Ucrania, la que es contraria a los principios de respeto y la integridad territorial, así como la prohibición de la amenaza y el uso de la fuerza y a la resolución pacífica, consagradas en el derecho internacional y en la carta de las Naciones Unidas”.

La declaración fue promovida por Guatemala, Antigua y Barbuda, Bahamas, Belice, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Estados Unidos, Grenada, Guyana, México, Panamá, Perú, República Dominicana, Suriname, Trinidad y Tobago, Jamaica, Honduras y Venezuela.

Ortega precisamente se ha valido de los argumentos referidos a la soberanía y defensa de la independencia para promover absurdas condenas carcelarias a precandidatos presidenciales, opositores, activistas por los derechos humanos, empresarios, periodistas y líderes campesinos y estudiantiles.

El representante de Nicaragua no participó en el debate sobre la declaración de condena. Países que tampoco se adhirieron a este instrumento como Brasil, Bolivia, Argentina si lo hicieron, enfocando sus intervenciones en la necesidad de llegar a acuerdos políticos para poner fin a las operaciones militares en Europa del Este.

“Respaldo insensato”, señala analista

“El respaldo de Daniel Ortega a la postura de Rusia es insensato, pero entendamos que aquí se están entendiendo entre tiranos. Es más, con las visitas tanto del vice primer ministro ruso ( Yuri Borísov)  y el presidente de la Duma estatal rusa (Vyacheslav Volodin), Daniel Ortega ha reconfirmado su carácter de paria en el hemisferio americano y a nivel internacional”, añadió Campos.

Volodin se encuentra en Nicaragua en plena invasión rusa en Ucrania. Fue recibido por Laureano Ortega Murillo, hijo del dictador y Gustavo Porras, presidente de la Asamblea Nacional.

Se presentó al hemiciclo parlamentario este jueves para dar un discurso en el cual agradeció a Daniel Ortega por ser uno de los primeros dirigentes en respaldar a Rusia en el reconocimiento unilateral de los territorios separatistas prorrusos de Donetsk y Lugansk (Ucrania oriental), incluido el apoyo militar ruso. Luego de su discurso fue ovacionado por los diputados orteguistas y sus aliados colaboracionistas políticos.

“Damos las gracias al presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, que fue uno de los primeros que declaró la importancia de reconocer las independencias de las regiones populares de Dombás para garantizar la seguridad del pueblo”, expresó.

Destacó que “Nicaragua es uno de los socios sólidos de Rusia” y que ambos países fortalecen sus relaciones en base al respeto mutuo, la confianza y “guiándonos por el principio de no intromisión en los asuntos internos de Estados soberanos”.

Se puede agravar distanciamiento en Centroamérica

El especialista en temas internacionales y docente de la Universidad de Costa Rica, Carlos Murillo Zamora, opinó que el principal impacto político que pueda tener la crisis de Ucrania en Centroamérica está en dependencia de las posturas diplomáticas que tome al respecto Nicaragua en el futuro. Esto por ser el país que más abiertamente ha brindado su respaldo a la postura de Rusia, incluyendo con el uso de tropas en Ucrania.

“Si incluso (Vladimir) Putin siguiera con su campaña más allá de Ucrania, Ortega seguramente lo respaldaría. Esto evidencia el distanciamiento de Putin con el resto de países centroamericanos que en un futuro las discusiones referidas al proceso de integración centroamericana, la que actualmente está muy debilitada”, opinó Murillo Zamora.

“Esto desde mi punto de vista puede afectar incluso el proceso  de elección del Secretario General del SICA (Sistema de Integración Centroamericano) porque la brecha entre Ortega y los otros mandatarios centroamericanos se está ampliando con esta crisis en Ucrania”, añadió.

El experto en política extranjera rusa, Iván Ulises Kentros Klyszcz, entrevistado en el programa Esta Noche —transmitido por Facebook y YouTube debido a la censura del régimen orteguista— opinó que la escalada militar en Ucrania llevará a los países en Latinoamérica alineados con Moscú “a tener que sopesar las graves consecuencias diplomáticas” e incluso económicas de mantener estos lazos políticos e ideológicos.

“Forzará a los países aliados de Rusia en América Latina a reflexionar acerca de los objetivos que logran a través de su colaboración con Rusia. Un conflicto mayor entre Ucrania, Rusia y Occidente, resultaría en que cualquier colaboración con Rusia sea demasiado costosa en términos diplomáticos, de relaciones internacionales, y en términos de lazos económicos. Es difícil predecir el tipo de impacto que habría, pero sin duda alguna complicaría mucho la colaboración con cualquiera de estos países”, dijo Kentros en el programa.


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Política

Share via
Send this to a friend