Reporte ciudadano

Oenegés exigen a Lula una posición “clara y congruente” ante abusos de Ortega

Al menos diez organizaciones solidarias con Nicaragua en Brasil recuerdan al presidente la grave situación de los presos políticos

Un grupo de diez redes de organismos solidarios con Nicaragua, entre ellas Humans Rights en Brasil, demandaron en una misiva al presidente Luiz Inácio Lula da Silva una posición “clara y congruente” en el caso de Nicaragua, inmersa en una grave situación de derechos humanos.

La carta fue entregada el lunes 23 de enero, con copia al actual canciller Mauro Vieira, ministro de relaciones exteriores, a quienes instan a ser una voz activa en la búsqueda de caminos que permitan al país el respeto de los derechos y la recuperación de una ruta democrática para el país centroamericano.

Los firmantes le recuerdan a Lula las “condiciones inhumanas” de los más de 235 presos políticos en Nicaragua, y el deceso del general en retiro Hugo Torres, de 73 años, en febrero de 2022, mientras se encontraba en cautiverio.

“Apelamos al nuevo gobierno brasileño para que señale una posición clara sobre las violaciones de derechos humanos en Nicaragua, a fin de sumar a las denuncias y condenas que se han hecho en foros internacionales, como el Sistema de Naciones Unidas y fomentar la creación de canales de mediación y negociación por la liberación de presos políticos y respeto a los derechos humanos en el país centroamericano”, dice la comunicación.

Entre los firmantes está la Juventud Trabajadora Católica, la Asociación Brasileña de Organizaciones no Gubernamentales —una de las más grandes de ese país suramericano—, y colectivos formados por presos políticos de la dictadura de los 70 en Brasil: RJ-Memoria, Verdad, Justicia y Reparación (MVJR), Fernando Santa Cruz, entre otros.

Los firmantes le recuerdan a Lula lo que dijo en sus entrevistas de que es papel de los nicaragüenses buscar lo mejor para su país, pero igual le hacen ver que los que intentan hacer esto son amenazados, encarcelados o refugiados, y mencionan que los dos intentos de diálogo en 2018 y 2019 fueron abortados por los incumplimientos de Ortega.

“Miles de nicaragüenses huyen de la crisis política, económica y social, embargados por el miedo y desesperanza; sin embargo, debido al carácter periférico del país en geopolítica, permanecen invisibles y silenciados. Por eso buscamos aliados que puedan al menos arrojar luz sobre los conflictos que enfrentan los nicaragüenses, para encontrar fuerza y ​​solidaridad en el camino de la recuperación de la democracia en Nicaragua”, explicaron.

El pronunciamiento de las organizaciones fue entregado, mientras Lula se encuentra de viaje en la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), que se realiza en Argentina y en la que participa Nicaragua representada por su canciller Denis Moncada.

“Creemos que la crisis de Nicaragua no se resolverá con soluciones simplistas en el campo ideológico. El pueblo de Nicaragua no quiere más violencia, no quiere más muertes, quiere vivir en paz y democracia”, afirmaron en el documento, entregado poco más de veinte días de que Lula asumiera el poder, pese a un intento fallido de golpe llevado a cabo por partidarios de la extrema derecha, simpatizantes de Bolsonaro.


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Reporte ciudadano

Share via
Send this to a friend