Share via

En Pantalla

Las series que tenés que ver en HBOMax

De una comedia con tintes feministas a un triller policíaco a la japonesa. Esta son las recomendaciones de Juan Carlos Ampié para ver en HBOMax

Las vacaciones de Semana Santa podrán estar en la recta final, pero eso no quiere decir que no pueda acomodar un buen maratón de TV para despedirla. HBOMax ofrece al menos cuatro opciones que deberían ganarse un lugar en su watchlist. Pero véalas, de verdad. No se arrepentirá.

Tokio Vice

El director Michael Mann reconfiguró el estándar del filme policíaco con trabajos como “Manhunter” (1986), “Heat” (1995) y “Collateral” (2004). Antes de eso, hizo algo similar con las series de televisión. “Crime Story” (1986-1988) se convirtió en objeto de culto.“Miami Vice” (1984-1989) cruzó la raya para convertirse en un legítimo fenómeno cultural – ajeno a nosotros, pues nunca se programó en la televisión nacional -. Que vuelva a la pantalla chica debería ser noticia, pero la recepción a “Tokio Vice” ha sido curiosamente silenciosa.

El título hace un guiño directo a su éxito anterior, pero viene directamente de la fuente de inspiración, el libro-reportaje autobiográfico “Tokyo Vice: An American Reporter on the Police Beat in Japan”, de Jake Adelstein. Ansel Elgort (West Side Story) interpreta a un joven reportero estadounidense tratando de hacer carrera en el periodismo japonés. Su puerto de entrada es una historia que involucra a un peligroso líder del crimen organizado. Ken Watanabe es el inspector de policía que le abre las puertas al bajo mundo.

Mann figura como productor ejecutivo y dirige el magnífico episodio piloto. Sembrando las semillas de la trama, retrata la tensión entre un colono supuestamente benigno y la cultura ajena que quiere infiltrar. Sea en la redacción multitudinaria de un diario, o los night-clubs que frecuenta la mafia, puede sentir cómo la tradición es una coraza que el joven Adelstein no puede penetrar. Las ventajas y obstáculos que acarrea su carácter ineludiblemente foráneo se hacen patentes. Esta es quizás la mejor actuación en la carrera del joven Elgort, descarrilada por recientes acusaciones de abuso. Mejor concéntrense en Rinko Kikuchi. La actriz japonesa nominada al Óscar por “Babel” (Alejandro González Iñárritu, 2006) brilla como la única mujer trabajando en un periódico de hombres.

Julia

Julia Child es tan importante en Estados Unidos, que su cocina fue donada al Smithsonian Institute. Y no me refiero solo al electrodoméstico, sino a la habitación entera. Estantes, cazuelas, vajilla, libros y muebles se encuentran a la vista, en el espacio hogareño reconstruido con exactitud en un ala del Museo de Cultura Americana en Washington, DC. Paredes de vidrio separan al visitante de los objetos, pero es lo más cerca que estaremos de ser invitados a su mesa.

“Julie and Julia” (Norah Ephron, 2009) proyectó su fama al mundo entero, pero desde hace años que su influencia se siente. Al popularizar la cocina francesa en Estados Unidos, convirtió el buen comer en un lujo alcanzable, y cocinar en un ejercicio lúdico. La clave del éxito fue su programa de cocina, cuyo nacimiento provee la línea narrativa de esta nueva serie. Tras la publicación de su primer libro, “The Art of French Cooking”, Childs se encuentra empantanada en un nuevo capítulo de su vida. El retiro de su esposo del servicio diplomático los deja a la deriva en Massachussets. Es ahí donde una aparición en la televisión pública despierta su interés en el medio, y pronto se encuentra produciendo “The French Chef”, el programa de cocina más revolucionario de nuestros tiempos.

La actriz británica Sarah Lancashire (Happy Valley) se apropia del personaje. Es una genuina proeza, considerando que trabaja a la sombra de Meryl Streep. David Hyde Pierce interpreta a su esposo Paul, y Bebe Neuwirth a su mejor amiga, sirviéndonos como guarnición una especie de reunión del reparto de “Frasier”. Lástima que no encontraron algo para Kelsey Grammer.

Minx

De Boston en los 60 puede saltar a Los Ángeles en los 70. La “zorra” del título no es una mujer apropiada de su sexualidad, sino una revista. Es la primera publicación periódica feminista y erótica, con ensayos sobre el control de la natalidad y fotos de hombres desnudos. Es la creación de Joyce (Ophelia Lovibond), una joven escritora de armas tomar y Doug (Jake Johnson), orgulloso editor de revistas pornográficas tradicionales.

La inusual alianza entre una feminista y un “cerdo chovinista” se fortalece en enfrentamientos contra políticos mojigatos, activistas intolerantes, el crimen organizado y fanáticos religiosos. Bajo la sátira social que no deja de tener matices de actualidad bajo las convenciones de una pieza de época, tenemos una agridulce comedia sobre la volátil química del trabajo y los principios individuales. Invocando el espíritu de la publicación, la serie hace gala de franca exposición de desnudos frontales masculinos. No se escandalice. El último tabú de Hollywood es ridículo, a cómo queda claro desde el primer capítulo.

Winning Time: The Rise of the Lakers Dynasty

No tiene que ser amante del basquetbol para disfrutar esta comedia picaresca sobre la era dorada de los Lakers de Los Ángeles. John C. Reilly interpreta a Jerry Buss, el empresario que convierte a una anquilosada franquicia en una máquina de hacer dinero. Y de rebote, le da un giro capitalista al deporte profesional.

Adam McKay produce esta serie que no escatima en ubicarnos en el tiempo y el lugar donde se desarrollan los acontecimientos. La ambientación no se detiene en el vestuario y los decorados. La imagen parece capturada con cámaras de video 3/4 y film en alto contraste. Las actuaciones son electrizantes, desde el joven Magic Johnson (Quincy Isaiah) escéptico ante la posibilidad de triunfar, hasta el entrenador Jerry West (Jason Clarke) aferrándose al pasado.

My Brilliant Friend

El ciclo de “novelas napolitanas” de Elena Ferrante fue tan exitoso, que desenmascarar a la elusiva autora detrás del seudónimo se convirtió es una especie de deporte de la prensa europea. Los cuatro libros reconstruyen la historia de dos amigas, desde niñas en la Italia de la posguerra hasta la madurez en la época contemporánea.

En esta elegante adaptación producida por Saverio Costanzo, cada volumen se traduce en una temporada. La profundidad novelesca del trabajo es preservada, abonada por las brillantes actuaciones de Margherita Mazzucco, como la cerebral Elena, y Gaia Girace como la volátil Lila.


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en En Pantalla

Share via
Send this to a friend