Economía

Incae: Guerra en Ucrania impulsará exportaciones de commodities

Economía nicaragüense debilitada por crisis política, pero resiliente por factores externos, aunque se mantienen amenazas en 2022

A pesar de todos los factores en su contra, la economía ha resistido mejor de lo esperado, por una serie de razones entre las que destacan el aumento de los precios de nuestros productos de exportación, el comportamiento de las remesas, y el aumento de la inversión extranjera directa (IED) en Nicaragua, según el informe “La guerra en Ucrania y las implicaciones económicas para Nicaragua”, preparado por el Instituto Centroamericano de Administración de Empresas (Incae).

Cuando la economía global entró en crisis por causa de las decisiones implementadas por los gobiernos del mundo para enfrentar la pandemia de covid – 19, Nicaragua arrastraba una recesión que había comenzado dos años antes, cuando el país reaccionó a la matanza perpetrada por el Gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo, como única forma de frenar la Rebelión de Abril de 2018.

“En Nicaragua, el PIB real aumentó en 2021, resultado del ‘rebote’ económico tras la pandemia, fomentado por el aumento de la demanda interna y externa”, señala el documento. Datos oficiales del Banco Central de Nicaragua (BCN), indican que, el año pasado, el producto interno bruto (PIB), creció 10.3%.

En contraste, recuerda que tanto las empresas como los hogares, han tenido que desembolsar cantidades mayores para cubrir el aumento en el precio de los combustibles, mientras que el agro ha tenido que comprar fertilizantes más caros. En parte, por la profundización de la crisis logística generada por el cierre del puerto de Shanghái (China), como por la invasión a Ucrania.

Según el referido documento, que cita una conclusión generada por el Fondo Monetario Internacional (FMI), la agresión rusa representa una oportunidad para Nicaragua, en tanto que “la guerra de Ucrania ofrece a América Latina la oportunidad de impulsar las exportaciones”.

“Aunque desde 2021 los commodities presentan una tendencia al alza, la guerra en Ucrania viene a aumentar esta tendencia”, lo que es una buena noticia para varios de nuestros productos de exportación, que subirán de precio, fenómeno que explica buena parte del crecimiento en el ingreso por ventas al extranjero.

Ejemplo de ello es el alza en los precios que paga el mercado internacional por la carne, azúcar, oro y café nicaragüense, que entre enero de 2021 y enero de 2022, muestran crecimientos superiores al 33%.

Gracias a los factores externos

El ‘rebote’ económico observado en 2021 se explica, en parte, por el crecimiento de las exportaciones, tanto de mercancías generales, que crecieron 23.1%, al pasar de 2852 millones de dólares en 2020, a 3510 millones en 2021, así como las exportaciones de zona franca, que pasaron de 2469.1 a 3378 millones entre 2020 y 2021, lo que muestra un crecimiento de 36.8%.

En el caso de las mercancías generales, cuatro productos explican la mayor parte del crecimiento de 658 millones de dólares: entre 2020 y 2021, el oro generó 202.5 más (30.4%); la carne vacuna USD 184.8 millones (34.1%); café 69.7 millones (15.9%); y el queso, otros 20.6 millones (14%).

En las exportaciones que genera el régimen de zonas francas, se observaron importantes incrementos en ocho de los diez productos principales: desde el 23.0% en que crecieron las exportaciones pesqueras, hasta el 121.8% en que crecieron las de cartón, pasando por 31.5% en que crecieron los textiles, y el 52.3% de incremento que mostraron los arneses.

La entrada de flujos de capital -tanto en donaciones al Gobierno, como en préstamos para programas de inversión pública, más el aumento de la IED (52.7%, según el BCN, principalmente en energía, minas y telecomunicaciones), y de las remesas (superaron los 2000 millones en 2021)- ha sido clave para que las principales variables macroeconómicas se mantengan estables.

De cara al futuro, esa alta casa de estudios destaca que, después de mostrar un crecimiento promedio de 1.0% entre 2016 y 2021, (que incluyen la caída de los ingresos que genera el turismo, y los efectos de los huracanes Eta y Iota); el FMI pronostica que el PIB crecerá 3.8% este año, y 2.2% el venidero, mientras que los expertos del Banco Mundial piensan que será de 3.0% y 2.5% respectivamente.

El BCN pronostica que el crecimiento para 2022 oscilará entre 4.0% y 5.0%.

Riesgos mundiales

A escala global, se señala que “desde enero del 2022 el FMI cambió sus proyecciones de crecimiento” para este año, marcando una baja de 0.5% con relación al cálculo de octubre de 2021, lo que se explica por la incertidumbre causada por ómicron y algunas subvariantes; la lenta recuperación de las cadenas de suministros; la amenaza de inflación; la crisis del sector inmobiliario chino, y los efectos de la política china de cero covid.

A partir de febrero, las estimaciones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), indican que la guerra en Ucrania provocará una reducción de 1% en el crecimiento global, y de 1.4% en la Zona Euro, y un aumento en la inflación global de hasta 2.5%, principalmente por las variaciones en los precios de los commodities.

A escala local, algunos factores que pueden condicionar ese desempeño son, además del aumento en el precio de los combustibles (la gasolina regular pasó de C$36.42 al 12 de abril de 2021, a C$47.81 al 11 de abril de 2022, mientras que la gasolina súper pasó de 37.36 a 48.97 córdobas en el mismo lapso), así como el de los fertilizantes, lo que es muy importante en un país como Nicaragua, que depende tanto de su sector agropecuario.

El diésel -combustible de mayor consumo en Nicaragua- aumentó su precio en 45.2% en un año: de 29.75 a 43.21 córdobas por litro en las mismas fechas señaladas antes. “El costo de la tarifa eléctrica, aunque elevado en comparación con el resto de la región, se ha mantenido constante”, señala el documento del Incae.

Esos aumentos, sumados al incremento promedio de 11.7% en los precios de nuestros productos de importación, se reflejan en una inflación de casi 8% en los primeros meses del año, en línea con lo observado en Estados Unidos, nuestro principal socio comercial, donde la inflación interanual llegó a 8.5% en marzo de este año, “alcanzado sus niveles más altos de los últimos 40 años”, reseña el Incae.


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Economía

Share via
Send this to a friend