Nación

Dictadura secuestra al sacerdote Enrique Martínez Gamboa en Nicaragua

En los últimos seis meses, el régimen de Ortega y Murillo ha detenido a 11 religiosos —incluido un obispo—, de los que dos fueron condenados a prisión

El régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo secuestró al sacerdote Enrique Martínez Gamboa, informó el sacerdote en el exilio Uriel Vallejos y otra fuente eclesial. Con este arresto, la dictadura elevó a once los religiosos detenidos en los últimos seis meses, incluido monseñor Rolando José Álvarez, obispo de la Diócesis de Matagalpa y administrador apostólico de la Diócesis de Estelí.

Fue secuestrado por la Policía la tarde de este jueves 13 de octubre, en la casa de sus familiares en Managua, donde él vivía, y según fuentes de la Iglesia católica fue llevado a la Dirección de Auxilio Judicial, conocida como El Chipote, sin que se conozca cuál es el motivo de su detención y por qué lo investigan.

El padre Vallejos señaló en Twitter que los sacerdotes y la Iglesia Católica exigimos la liberación y el cese de la persecución contra la Iglesia y el clero. Justicia, libertad y Democracia.

Martínez Gamboa pertenece a la Diócesis de León, pero estaba ejerciendo su ministerio en Managua, y en algunas ocasiones celebraba misa en la Iglesia Santa Martha, según fuentes religiosas. El sacerdote también fue capellán de La Salle en la capital y es recordado por un discurso al final de la Madre de Todas las Marchas, el 30 de mayo de 2018, cuando esta fue atacada por policías y paramilitares dejando un saldo de ocho fallecidos.

Los nicaragüenses somos mayoría y tenemos corazón limpio, no las manos manchadas de sangre como otros. No se acobarden, no se acobarden, no se acobarden. Viva Nicaragua, Vivan las madres de los caídos del 19 (de abril), vivan los médicos y los periodistas decentes”, dijo en esa ocasión Martínez.

“Fuera la pareja asesina (Ortega y Murillo), fuera los miserables asesinos”, gritó el sacerdote frente a la multitud atemorizada por la descarga de los disparos provenientes del sector del estadio Denis Martínez, donde ocurrió el ataque.

Once religiosos detenidos en menos de seis meses

La dictadura ha secuestrado a once religiosos durante el segundo semestre de 2022, cuando inició un nuevo capítulo de agresiones directas contra la Iglesia católica de Nicaragua. El primero fue el cura Manuel García Rodríguez, condenado supuestamente por violentar a una mujer. Lo sentenciaron a dos años por amenaza con armas contra cinco personas; y a dos años y ocho meses por lesiones psicológicas y lesiones físicas en perjuicio de la supuesta víctima Martha Candelaria Rivas Hernández.

El segundo sacerdote fue el monseñor Leonardo Urbina, originario de Boaco, condenado a 30 años de prisión por los supuestos delitos de abuso sexual y violación a una adolescente.

El tercer padre apresado y procesado fue Óscar Danilo Benavidez en Mulukukú, que pertenece a la Diócesis de Siuna, pero proviene también de Matagalpa donde trabajó como asesor de los grupos de pastoral juvenil hasta 2016.

Benavidez es uno de los sacerdotes encarcelados en la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), El Chipote, junto a los religiosos Ramiro Tijerino Chávez, rector general de la universidad Juan Pablo II; José Luis Díaz Cruz, vicario de la Catedral de Matagalpa y su antecesor Sadiel Antonio Eugarrios Cano; el diácono Raúl Antonio Vega; los seminaristas Darvin Leiva Mendoza y Melkin Centeno y el laico Sergio Cadena Flores.

Estos últimos fueron acusados por la Fiscalía por supuesta “conspiración para cometer menoscabo a la integridad nacional” y “propagación de noticias falsas” y el inicio del juicio está programado para el 1 de diciembre. Los siete estuvieron secuestrados junto a monseñor Rolando José Álvarez, en la Curia de Matagalpa durante 15 días, en agosto pasado.


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Nación

Share via
Send this to a friend