Nación

Telcor intenta callar a la Diócesis de Matagalpa y le cierra siete emisoras

Ente regulador recibió solicitud de permisos en 2016, debidamente documentadas, pero nunca respondió a autoridades eclesiásticas

El Instituto Nicaragüense de Telecomunicaciones y Correos (Telcor), cerró este lunes 1 de agosto, siete emisoras de la Diócesis de Matagalpa, a cargo de su obispo, monseñor Rolando Álvarez, quien también es administrador de la diócesis de Estelí.

Las emisoras cerradas son radio Hermanos; radio Nuestra Señora de Lourdes de La Dalia; radio Santa Lucía, de Ciudad Darío; radio Católica de Sébaco; radio Nuestra Señora de Fátima de Rancho Grande; radio San José de Matiguás y radio Monte Carmelo de Río Blanco, informó la Diócesis mediante un comunicado.

Telcor justificó la clausura de Radio Hermanos porque desde el 30 de enero de 2003 no tienen “el título habilitante vigente”.

Sin embargo, la Diócesis explica que monseñor Álvarez en una reunión sostenida con el exdirector de Telcor, Orlando Castillo- ya fallecido-, presentó el 7 de julio de 2016 la documentación requerida por la entidad estatal solicitando los títulos vigentes de siete radios. Dicho documento fue recibido, pero nunca respondido, señalan.

La Diócesis informó cerca de las 3:00 de la tarde que de las siete emisoras para las que se solicitó permiso, cinco habían sido canceladas, pero al cerrar el día, monseñor Álvarez dijo que las siete fueron clausuradas. La notificación que llegó a las siete emisoras iba firmada por la directora general de Telcor, Nahima Díaz Flores —hija del jefe de la Policía, Francisco Díaz, consuegro de  Daniel Ortega—.

La Diócesis señala que toda la documentación de los permisos está a disposición de Telcor y la comunidad nacional e internacional.

A la vez, la Diócesis denunció que la decisión de Telcor violenta la libertad de expresión y religiosa en Nicaragua. Por su parte, el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) calificó el cierre de las emisoras como otro “acto de provocación” por parte de la “dinastía de los Ortega- Murillo” en contra de la Iglesia Católica.

“Evidentemente hay un afán por silenciar la voz solidaria y evangelizadora de la Iglesia Católica, en especial la de Monseñor Rolando Álvarez. Alertamos a la comunidad internacional sobre estos hechos que violentan la libertad religiosa y de expresión”, señaló el organismo a través de su cuenta de Twitter.

 

 

Comunicado de la Diócesis de Matagalpa

Nuevo ataque contra la Iglesia Católica

A finales de junio, Telcor, alineado al Frente Sandinista y encargado de cerrar medios de comunicación desde que Daniel Ortega regresó al poder, ordenó sacar del aire al Canal Católico de la Diócesis de Matagalpa (norte), el segundo propiedad de la Iglesia católica que fue vetado en los últimos meses, informó la televisora que lo administra, TV Merced.

“Hemos sido notificados por la gerencia de Telecable (televisión por suscripción) que, por orientación de Telcor, Canal Católico de la Diócesis de Matagalpa es eliminado de la parrilla de programación de dicha empresa en Matagalpa y Jinotega (norte)”, indicó TV Merced en una declaración.

Tan solo un mes antes, en mayo, Telcor orientó a las operadoras de cable de Nicaragua sacar de su parrilla al canal 51, Canal Católico, que pertenece a la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN). Semanas después, medios de comunicación independientes, afirmaron que el espacio había pasado a formar parte de la batería de medios a cargo de la pareja presidencial y sus hijos.

Continuar con la evangelización

“Reiteramos nuestro compromiso con la evangelización en nuestra amada Diócesis de Matagalpa y proclamamos que el poder de la palabra de aquel que nos mandó predicar por todo el mundo nos seguirá impulsando en nuestra misión evangelizadora porque la “Palabra de Dios no está encadenada”, se lee en el comunicado publicado por la Diócesis.

También invitaron a los feligreses a orar por la protección de los sacerdotes este jueves, día del santo Cura de Ars y el viernes, en ayuno “porque la oración salvará a Nicaragua”.

Los cierres de estos espacios de comunicación, dedicados a compartir contenido meramente religioso, se da después de una escalada del régimen orteguista contra la Iglesia Católica y sus obispos.

Monseñor Álvarez fue perseguido por la Policía del régimen orteguista. Debió resguardarse en la parroquia Santo Cristo, en el sector de Las Colinas, Managua, donde estuvo bajo asedio policial. Salió la mañana del lunes 23 de mayo hacia Matagalpa, escoltado por un fuerte despliegue de antimotines. El padre Harving Padilla, en Masaya también permaneció resguardado en su propia parroquia, San Juan Bautista, mientras era amenazado por policías.

También fueron encarcelados el padre Manuel Salvador García de Nandaime y Monseñor José Leonardo Urbina de Boaco, el primero señalado de amenazar a fanáticos sandinistas y el otro por violación en procesos en que no se respeta el debido proceso, según juristas independientes.


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Nación

Share via