Política

Ortega insiste en su ambición de usar energía atómica “con fines pacíficos”

Nicaragua y Rusia establecen la “hoja de ruta” del acuerdo atómico, negociado por ambos regímenes desde diciembre de 2021

Los Gobierno de Nicaragua y Rusia firmaron una hoja de ruta para el uso de energía atómica con fines pacíficos, informaron las autoridades nicaragüenses. “Este instrumento está en línea con las bases legales para la cooperación en el uso de la energía atómica con fines pacíficos. Con la firma de la hoja de ruta se trazan las directrices para avanzar en el campo de la cooperación de las aplicaciones no energéticas de las tecnologías nucleares y radiológicas”, informó el Gobierno de Nicaragua.

Nicaragua y Rusia ya se habían comprometido para cooperar en el campo de la energía atómica en diciembre de 2021, aunque fue hasta octubre pasado que el presidente nicaragüense, Daniel Ortega, autorizó la firma de una hoja de ruta.

El Gobierno de Nicaragua espera que la cooperación rusa fortalezca “las capacidades de los profesionales, especialmente en el campo de la medicina, energía hidráulica, geotérmica y eólica”.

La hoja de ruta fue firmada por la embajadora de Nicaragua en Rusia, Alba Azucena Torres, y el director ejecutivo de la Corporación Estatal de Energía Atómica Rosatom, Alexey Likhachev, en el marco de la XII Conferencia Internacional Atomexpo, la mayor exposición rusa sobre energía atómica, indicó la Cancillería nicaragüense.

“Avanzamos en el fortalecimiento de nuestras relaciones de Amistad, Cooperación, Solidaridad y Paz en beneficio mutuo, contribuyendo con el mejoramiento de la calidad de vida de los ciudadanos nicaragüenses”, agregó el Ministerio de Relaciones Exteriores de Nicaragua.

Nicaragua fue un antiguo aliado de Rusia durante el primer régimen sandinista (1979-1990), presidido por Daniel Ortega, quien desde que volvió al poder, en 2007, ha mostrado su inclinación y hacia el mandatario ruso Vladimir Putin, a quien ha apoyado en el reconocimiento de  regiones separatistas georgianas de Abjasia y Osetia del Sur, así como la invasión a Ucrania.

Acuerdo enfocado en industria, medicina y agricultura

El pasado 21 de octubre,  Ortega autorizó a la embajadora Torres a firmar un acuerdo con Moscú “sobre la cooperación en el campo de las aplicaciones no energéticas de la energía atómica con fines pacíficos”.

A través del acuerdo presidencial número 151-2022 publicado en la Gaceta, Diario Oficial del Estado, el mandatario sandinista decidió otorgar “plenos poderes” a su embajadora ante la Federación de Rusia para que actuando en nombre y representación del Gobierno de la República de Nicaragua, suscriba ese acuerdo.

“La certificación de este acuerdo presidencial es suficiente para acreditar la facultad de Torres Mejía para actuar en representación del Gobierno de Nicaragua”, señaló Ortega a través de la publicación en La Gaceta.

El memorando del “Acuerdo entre el Gobierno de la Federación de Rusia y el Gobierno de la República de Nicaragua sobre la cooperación en el campo de las aplicaciones no energéticas de la energía atómica con fines pacíficos” fue suscrito en Moscú el 7 de diciembre de 2021.

En esta firma,  participaron como “testigos de honor” el representante especial de la Presidencia  de Nicaragua para las Relaciones con Rusia, Laureano Ortega Murillo, y su hermano Rafael Ortega Murillo, en calidad de representantes de sus padres, Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo.

El documento sienta las bases para la cooperación en una amplia gama de áreas, en particular para la concientización de la población sobre las tecnologías nucleares, el desarrollo de la infraestructura nuclear de la República de Nicaragua y el uso no energético de la energía atómica en industria, agricultura y medicina, según publicó la Corporación Estatal de Energía Atómica Rosatom de Rusia en su página web.

Las partes llegaron al entendimiento de que, tan pronto como la situación de la pandemia de la covid-19 lo permita, serán organizadas amplias consultas sobre el contenido práctico del memorando firmado en formato presencial, de acuerdo a la información.

Nicaragua creó Comisión de Energía Atómica

El pasado 29 de agosto, el régimen de Ortega y Rosario Murillo anunció la creación de la Comisión Nicaragüense de Energía Atómica con Fines Pacíficos, por medio del acuerdo presidencial 16-2022 publicado en La Gaceta, diario oficial del Estado.

Esta Comisión funcionará en las oficinas del Consejo Nicaragüense de Ciencia y Tecnología (Conicyt), una entidad que recientemente pasó al control total de la Presidencia.

El titular del Conicyt, cargo que ocupa el antiguo jefe del Ejército, general en retiro Moisés Omar Halleslevens, será quien estará a cargo de presidir la Comisión. El decreto establece que la Comisión tendrá una asignación directa de fondos para su funcionamiento, proveniente del Presupuesto General de la República.

Nicaragua no cuenta con infraestructura o capacidad para desarrollar energía nuclear, pero la Comisión tendrá como objetivo “promover el uso y desarrollo de la energía atómica para fines pacíficos, en materia de agricultura, medicina, industria, ciencia, tecnología, vigilancia ambiental y otros aspectos relacionados”.


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Política

Share via
Send this to a friend