Política

EE. UU. “preocupado” por uso de “turbas” orteguistas para atacar a religiosos en Nicaragua

Rashad Hussein, embajador por la Libertad Religiosa de Joe Biden, revela que conversan “regular y directamente” con el régimen

El embajador por la Libertad Religiosa Internacional de Estados Unidos, Rashad Hussein, expresó que el Gobierno de Joe Biden está “preocupado” por el uso de turbas y fuerzas de choque callejeras por parte del régimen orteguista para intimidar y asediar a sacerdotes de la Iglesia católica de Nicaragua.

Hussein, en una entrevista concedida al periodista nicaragüense Iván Taylor en el marco de la IX Cumbre de las Américas, que se realiza en Los Ángeles, incluso reveló que hay contactos “regulares y directos” para abordar el tema de la persecución religiosa que sufren los pastores de la Iglesia católica.

“Nos preocupa la situación en Nicaragua. El propio presidente Joe Biden está informado que el Gobierno de Daniel (Ortega) trabaja con turbas simpatizantes del régimen para atacar comunidades religiosas por todo el país y tiene que ver con que han tildado a los sacerdotes como terroristas y golpistas”, expresó Hussein.

“Estamos haciéndole un llamado a ese Gobierno, a que tiene que respetar la libertad religiosa de todo el pueblo, que los líderes religiosos no sean blanco de los ataques de estos grupos”, agregó.

La Iglesia católica de Nicaragua vive una nueva escalada represiva en su contra, cuyas últimas expresiones represivas han sido la persecución y cerco policial en contra del obispo de Matagalpa y administrador apostólico de la Diócesis de Estelí, monseñor Rolando Álvarez y el padre Harving Padilla, de Masaya, quien fue cercado en su parroquia por nueve días por agentes de la Policía.

Arresto del padre García

Esta escalada continuó con el reciente arresto del padre Manuel Salvador García, de Nandaime, al que acusan de agredir a una mujer, señalamiento que se dio luego de un incidente en el que el sacerdote increpó a unos policías y fanáticos del régimen que llegaron a acosarlo a su parroquia.

Hussein dijo que conocían de la situación del padre Manuel Salvador García e igualmente pedía que este enfrentará un proceso judicial justo, en el que “prevalezca la verdad”.

“Escuché sobre este caso particular y lo estamos siguiendo de cerca, repasando lo que puede haber ocurrido. Pero en general, cualquier ataque o encarcelamiento a líderes religiosos por sus prácticas o por dar sus puntos de vista políticos no es correcto”, subrayó Hussein.

“Queremos asegurarnos que en cualquier caso, haya un debido proceso en el que prevalezca la verdad, más cuando hay acusaciones de que cometió un delito”, añadió.

“Esperamos que (el sacerdote) tenga la oportunidad de responder a las acusaciones que se formulen. Sería inapropiado que el Gobierno utilice esto como excusa para formular cargos a cualquier persona por solamente comentar sobre cualquier tema. Esa es nuestra postura en general”, destacó.

Monseñor Silvio Fonseca, vicario de la Familia de la Arquidiócesis de Managua, en entrevista en el programa Esta Semana, señaló que los mismos sacerdotes se han preguntado “¿por qué tanta persecución, tanta represión, tanto hostigamiento que hay?”, ya que la Iglesia no es un partido político y tampoco tiene aspiraciones en ese sentido.

Conversaciones directas y regulares con el régimen

Hussein reveló que la persecución religiosa es una “consideración clave” para determinar las sanciones en contra de los operadores del régimen. Estas combinadas con supuestos acercamientos discretos con el régimen para llegar a un entendimiento político.

“Estamos utilizando toda una gama de herramientas diplomáticas para abordar estos casos (de violencia contra los religiosos). Conversamos regularmente y directamente con el Gobierno de Nicaragua. Públicamente, hablamos sobre nuestra preocupación por lo que pasa dentro del país”, comentó el embajador por la Libertad Religiosa.
“Trabajamos muy de cerca con movimientos de la sociedad civil para tener la información más reciente de lo que ocurre y poder respaldar a quienes conozcan y se relacionen con estos líderes, para conocer estos abusos a derechos humanos y después, están las sanciones”; afirmó.

Este mismo lunes, en un foro de la sociedad civil como parte de las actividades de la Cumbre, Brian Nichols, subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental de Joe Biden, advirtió que preparan una nueva ronda de sanciones contra el régimen.

De acuerdo a Hussein, las sanciones deben apuntar a los operadores de la  persecución religiosa y las considera una herramienta de respaldo a la sociedad civil, que desde su punto de vista, es la principal voz que clama por la restauración de las libertades civiles en Nicaragua. 

“Estamos hablando de sanciones con restricciones de viaje, así como sanciones de aspecto financiero, que serían iguales a las que ya se impusieron. Las que imponen restricciones a quienes violan los derechos humanos y la libertad de religión. Queremos estar seguros de que no solo aplicamos una herramienta, sino de que veamos el panorama de manera comprensiva y utilizar todos los recursos disponibles para tratar los temas a los abusos de derechos humanos”, refirió sobre este tema Hussein.

“Estamos trabajando con la sociedad civil, no solo con el Gobierno, sino con la gente de a pie, que son los que piden la liberación de los que detienen, de los que asedian, a las víctimas de la violencia en el país”, finalizó el embajador por la Libertad Religiosa.


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Política

Share via
Send this to a friend