Economía

Importadores garantizan —a altos precios— fertilizantes y agroquímicos para todo 2022

Experto alerta que las afectaciones más serias podrían ocurrir en aquellos productos que son demasiado específicos para un cultivo determinado

Las existencias de fertilizantes y agroquímicos que requiere el sector agrícola de Nicaragua para el resto del año están aseguradas, independientemente de los problemas que afectan a la cadena logística global, aseguró Mario Hanón, presidente de la Asociación Nicaragüense de Formuladores y Distribuidores de Agroquímicos, (Anifoda).

El cierre de las fronteras   —como respuesta global para tratar de frenar la expansión del covid – 19— más la invasión a Ucrania, y luego, la cuarentena de la ciudad y el megapuerto de Shanghái como parte de la política china de cero covid, convergieron para complicar el comercio mundial, especialmente el transporte marítimo de mercancías.

Aunque eso representa un desafío para las empresas e industrias que dependen de productos importados para operar, el sector agropecuario puede estar parcialmente tranquilo, a partir de las declaraciones de Hanón. Tranquilos, porque las existencias de las fórmulas que requieren están aseguradas. Parcialmente, porque los precios siguen altos, y no hay razones para creer que eso vaya a cambiar pronto.

La afectación para Nicaragua —por el cierre del puerto de Shanghái— será que los inventarios de toda la industria sufran estrés, y que haya algunas empresas a las que le vengan muy tarde algunos pedidos, pero las afectaciones más serias podrían ocurrir en aquellos productos que son demasiado específicos para un cultivo determinado, y que tienen un marcado ‘efecto de temporada’, explicó el experto.

A modo de ejemplo, dijo que hay agroquímicos que usan solo los maniceros y únicamente en una época específica del año, de modo que si no vienen en tiempo y forma, la empresa que los importa no podría comercializarlos. “Si le vienen muy tarde, tendrá que chinear esos productos todo un año, lo que representa un costo que tendría que asumir, y eso afectará al cultivo”.

Para el resto de los productos que se utilizan todo el año, las importaciones se hacen de forma escalonada, así que “es más difícil que haya escasez de un producto que todos importamos y vendemos durante todo el año. En ese tipo de productos es muy difícil que haya escasez, pero para otros puntuales, muy específicos, y con un marcado ‘efecto de temporada’, es fácil suponer que estamos corriendo peligro de que haya escasez”, reiteró.

Surtido, pero caro

En referencia a los fertilizantes, que son determinantes para aumentar el rendimiento —y las ganancias— de las cosechas, explicó que estas “son compras donde los barcos son fletados específicamente con destino a puertos de Centroamérica, entre los cuales está incluido Corinto, así que en fertilizantes no habrá ningún problema, porque ya está amarrada la mayor parte de los que se necesitan para toda la temporada”.

Tanto los cañeros, como los sorgueros y cafetaleros, esperan altos ingresos en concepto de exportación, porque el conflicto en Ucrania elevó los precios de numerosos commodities, aunque todos lamentan tener que enfrentar precios más altos en los fertilizantes y agroquímicos que necesitan para producir más.

Aunque el gremio garantiza que el abastecimiento de fertilizantes estará fluido, recordó que “los precios están por las nubes, y van a continuar por las nubes por varios meses más”. La razón es que los precios —que ya mostraban una tendencia hacia la normalizaciónvolvieron a subir, es el cúmulo de complicaciones que representa la agresión rusa a Ucrania, tal como Hanón lo había explicado previamente.

De regreso al tema de Shanghái, el líder gremial señaló que “desde que se decretó el confinamiento, se estima que los volúmenes de exportación que pasan por Shanghái han caído en 30%”, y eso es otra manera de medir el tipo de afectación, pues implica que la reactivación del puerto no acabará con el embotellamiento de manera automática, y se requerirán varias semanas para aliviar el exceso de carga acumulada, y de barcos en espera.

“Estamos hablando de un puerto que es parte de una ciudad de 28 millones de personas. Al principio, la cuarentena tenía un tiempo específico que se fue extendiendo. Se puede desviar mercadería hacia el puerto de Hong Kong, pero eso queda larguísimo y, de nuevo, incide en los costos y en los tiempos. Afecta toda la logística”, detalló.


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Economía

Share via
Send this to a friend