Política

20 países acuerdan legalizar la migración en las Américas

EE. UU. defiende alcances del evento, aunque no abordó el avance de los sistemas autoritarios en el continente

La IX Cumbre de las Américas concluyó este viernes 10 de junio con la llamada “Declaración sobre Migración y Protección de Los Ángeles”, centrada en la “voluntad de fortalecer los esfuerzos nacionales, regionales y hemisféricos a fin de crear las condiciones para una migración segura, ordenada, humana y regular”, que fue firmada en medio de tensiones políticas derivadas de las severas grietas ideológicas que imperan en la región.

El encuentro presidencial de mayor relevancia en el hemisferio enfrentó severas complicaciones desde antes de su inicio, al conocerse el veto de Estados Unidos a los regímenes de Nicaragua, Cuba y Venezuela por sus violaciones a los derechos humanos y los atropellos a las libertades civiles.

Aunque el régimen de Daniel Ortega no fue invitado al evento, Nicaragua sí estuvo presente a través de distintas expresiones de la sociedad civil en el exilio, que aprovecharon el foro para denunciar la crisis sociopolítica que atrapa al país debido al estado policial de facto impuesto por el orteguismo y elevaron la demanda de libertad para los más de 180 presos políticos que continúan en las cárceles de la dictadura.

EE. UU. defiende acuerdos en la Cumbre

Emily Mendrala, subsecretaria de Estado Adjunta de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental de Estados Unidos, en una entrevista con el programa Esta Semana, que se transmite este domingo a través de YouTube, Facebook Live y Twitter, defendió los alcances de los acuerdos que se lograron en la Cumbre, a pesar que estos obviaron la crisis de las democracias en la región.

“Los Estados Unidos estamos muy enfocados en las causas estructurales de la migración en toda la región. En el caso del norte de Centroamérica, nos hemos enfocado por varios años en la inseguridad y la falta de gobernabilidad, en la creación de oportunidades económicas para minimizar las causas estructurales de la matriz de la migración en estos países”, respondió Mendrala.

En un esfuerzo por crear escenarios económicos favorables que ayuden a frenar el flujo migratorio, Estados Unidos prometió desarrollar iniciativas por 2000 millones de dólares para fomentar la inversión privada en Centroamérica, enfocadas principalmente en el Triángulo Norte (Guatemala, El Salvador y Honduras), y Nicaragua quedó fuera de estos proyectos.

Mendrala: crisis fue abordada

La funcionaria de Joe Biden reconoció que existe una preocupación de parte del Gobierno de Estados Unidos sobre qué ocurre en naciones expulsoras de migrantes debido a sus políticas de represión política y su actuar autoritario, como son los casos de Nicaragua, Cuba y Venezuela.

“Nosotros acompañamos la declaración hoy anunciando un aumento de los recursos para la protección en la región, administrado por el Departamento de Estado. También anunciamos un aumento de los recursos hacia el Banco Mundial, para manejar un fondo que se enfoca de manera precisa en ayudar a las comunidades que reciben gran cantidad de migrantes y refugiados”, subrayó Mendrala.

“Creemos que los principios que están contenidos en la declaración de migración y protección ofrecen una respuesta a la migración irregular en la región, que también depende de los compromisos hechos por cada país en la región para implementarlos”, añadió.

Mendrala insistió en que además del aspecto primario referido a los pasos para frenar el flujo migratorio, la Cumbre fue “muy fructífera” en abordar otros temas claves como el fortalecimiento de las democracias, el cambio climático y la recuperación económica pospandemia.

“Nosotros invitamos a los países de la región a venir y debatir (sobre democracia). Estas son conversaciones muy importantes que deberíamos tener a nivel regional con todos los países de la región y estamos siempre condenando la situación de los presos (políticos) en Nicaragua, por ejemplo, y también en Cuba. Son cosas que nos preocupan mucho; la falta de la libertad de expresión, la falta de la libertad de demostración y que deberíamos en la Cumbre hablar de estos temas”, respondió.

El llamado del presidente Boric

Durante la sesión plenaria de los representantes de Gobierno, el presidente de Chile, Gabriel Boric, cuestionó la exclusión de Estados Unidos al no invitar a los países que considera antidemocráticos, pero igualmente abogó por los presos políticos secuestrados por estos regímenes.

“¿Por qué no me gusta la exclusión de Cuba, Venezuela y Nicaragua? ¿Saben por qué? Porque sería distinto sostener en un foro como este, con todos los países presentes, incluso aquellos que decidieron restarse por esta exclusión, la urgente necesidad de la liberación de los presos políticos de Nicaragua o también, la importancia moral y práctica de terminar de una vez por todas con el injusto e inaceptable bloqueo de Estados Unidos al pueblo de Cuba”, afirmó el presidente Boric en su intervención.

Los detalles de la declaración de Los Ángeles

Precisamente, estas tensiones por los problemas con los sistemas democráticos se vieron plasmadas en la declaración final firmada por los representantes de Gobierno presentes en el evento, ya que el documento se enfoca en prometer soluciones a la severa crisis migratoria, y no ahonda en otras temáticas como el crecimiento del autoritarismo político en el continente.

“Reconocemos la necesidad de promover condiciones políticas, económicas, de seguridad, sociales y ambientales para que las personas lleven una vida pacífica, productiva y digna en sus países de origen. La migración debería ser una elección voluntaria e informada, y no una necesidad”, señala la “Declaración sobre Migración y Protección de Los Ángeles”.

“Nos comprometemos a proteger la seguridad y la dignidad de todos los migrantes, refugiados, solicitantes de asilo y apátridas, independientemente de su calidad migratoria, y a respetar sus derechos humanos y libertades fundamentales”, agrega.

“Prevemos cooperar estrechamente para facilitar una migración segura, ordenada, humana y regular y, conforme proceda, promover los regresos seguros y dignos, de forma coherente con la legislación nacional, el principio de no devolución y nuestras respectivas obligaciones en virtud del derecho internacional”, añade.

La declaración también refiere que se debe abordar la migración internacional irregular con un enfoque regional, y que los retos sanitarios, sociales y económicos actuales relacionados con la pandemia de la covid-19 exacerban las causas fundamentales que impulsan la migración irregular, por las vulnerabilidades de los migrantes y sus comunidades.

“Nos proponemos ampliar los esfuerzos para abordar las causas fundamentales de la migración irregular en todo nuestro hemisferio, con el fin de mejorar las condiciones y oportunidades en los países de origen y la promoción del respeto de los derechos humanos. Reafirmamos la importancia de un regreso, readmisión y reintegración seguros, dignos y sostenibles de los migrantes para ayudarles a restablecerse en sus comunidades de origen”, cita la declaración final.

Las claves de la Cumbre para regular la migración

Así, se definieron objetivos comunes para lograr condiciones para una migración segura, ordenada, humana y regular mediante un sólido reparto de responsabilidades:

  • Convocar a los bancos multilaterales de desarrollo, a las instituciones financieras internacionales y a los donantes tradicionales y no tradicionales para examinar instrumentos de apoyo financiero para los países que acogen a poblaciones migrantes y que enfrentan otros desafíos en materia de migración, sin perjuicio de las prioridades y los programas de financiación existentes.
  • Mejorar los mecanismos de cooperación regional para la cooperación de las fuerzas del orden, el intercambio de información, la gestión de las fronteras que tengan en cuenta la protección, los regímenes de visado y los procesos de normalización, conforme proceda y de conformidad con la legislación nacional.
  • Reforzar y ampliar las vías de migración laboral temporal, según sea viable, que beneficien a los países de la región, incluso mediante nuevos programas que promuevan las conexiones entre empleadores y trabajadores migrantes, salvaguardias sólidas para la contratación ética y la protección legal de los derechos de los trabajadores.
  • Mejorar el acceso de todos los migrantes, refugiados y apátridas a los servicios públicos y privados para promover su plena inclusión social y económica en las comunidades de acogida.
  • Ampliar el acceso a las vías regulares para los migrantes y los refugiados para que incluyan las opciones de reunificación familiar, cuando sea adecuado y viable, de conformidad con la legislación nacional.


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Política

Share via
Send this to a friend